TV-Comunicación

Los Premios Goya, estrellas del sábado en TVE

  • La 34ª edición de la fiesta de la fiesta del cine acapara la parrilla de la tarde-noche de TVE. El enigma sobre la presencia de Marisol, Goya Honorífico 2020, aviva el morbo de la audiencia

Silvia Abril y Andreu Buenafuente, enla alfombra roja de los Goya 2019 Silvia Abril y Andreu Buenafuente, enla alfombra roja de los Goya 2019

Silvia Abril y Andreu Buenafuente, enla alfombra roja de los Goya 2019 / TVE

Han pasado 33 años desde la primera edición de los Premios Goya que presentó Fernando Rey en el Teatro Lope de Vega de Madrid y la ceremonia, como el propio cine, se han dado la vuelta. Aquellas primeras galas, que se llevaron a cabo hasta 1994 en el mes de marzo, eran encorsetadas, sin sentido del espectáculo, la única música que se oía era la que daba paso a los que entregaban los galardones mientras que los presentadores se ceñían a discursos correctos, medidos y sin guiños humorísticos y con poca improvisación.

Ver esta publicación en Instagram

Andreu Buenafuente y Sílvia Abril presentarán los #Goya2020

Una publicación compartida de Academia de Cine|Premios Goya (@academiadecine) el 26 Nov, 2019 a las 7:06 PST

Ahora, en cambio, son todo lo contrario. Un show televisivo, con conexión en directo con alfombra roja incluida, que extiende la retransmisión durante más de cinco horas, en dos bloques (tarde y noche), y un despliegue técnico y artístico al más puro estilo hollywoodiense, que gracias a las nuevas tecnologías proporcionan al usuario la sensación de estar en el mismísimo patio de butacas. De los maestros de ceremonias se espera entretenimiento puro, ritmo, humor, versatilidad, empatía con los académicos y con los que están al lado del otro lado de la pantalla, ser políticamente incorrectos, pero tampoco tanto, sin hacer sangre, como han prometido Silvia Abril y Andreu Buenafuente, que repiten en esta 34ª edición por segundo año consecutivo. "No estamos aquí para dar demasiada caña a nadie", decía la actriz catalana hace unos días en la presentación de TVE junto a su marido y Mariano Barroso, presidente de la Academia de Cine.

Como peces en el agua del directo

El matrimonio superó el año pasado la cuota de pantalla de sus antecesores (la pareja formada por Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla, y las tres a cargo de Dani Rovira) con un 26,2% de share, muy cerca de los registros que el presentador de Late Motiv (Movistar+) obtuvó en sus dos ceremonias en solitario (2010 y 2011), los mejores desde que se contabilizan las audiencias. El comunicador catalán, al igual que la actriz Rosa María Sardá y el cómico y presentador José Corbacho, saben moverse como peces en el agua dentro de los códigos del directo y eso el público lo agradece, sobre todo en retransmisiones de más de dos horas como es este caso.

Es la tercera ocasión en la que los premios se celebran fuera de Madrid. Málaga, la tierra de Antonio Banderas (nominado a Mejor Actor) y de Pepa Flores (Goya Honorífico), se ha volcado con este escaparate al mundo y ha reconvertido el pabellón deportivo Manuel Martín Carpena en un escenario de 580 metros cuadrados, en el que han trabajado más de 350 personas. "No hay ninguna otra gala comparable en este país y nuestro deber es estar a la altura", decía Barroso. Pero, sin lugar a dudas, lo que generará esta noche más interés entre los espectadores es si Marisol acudirá a recibir su ‘cabezón’ y el tributo de la industria, una incógnita que se desvelará, quién sabe, en la alfombra roja y que será, si así sucede, el ‘momentazo’ de los Goya 2020.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios