Análisis meteorológico

¿Por qué en Sevilla sigue el 'verano' a mitad de octubre?

  • El comienzo del otoño se consolida en Sevilla con temperaturas veraniegas y con récord históricos en temperaturas máximas y mínimas diarias

  • El refranero popular y los expertos en Meteorología demuestran que estadísticamente es habitual el calor de los últimos días

  • ¿Cómo será el otoño de 2019 en Sevilla?

Dos jóvenes turistas asiáticas se cubren del sol en la Plaza de España ante las altas temperaturas de estos días en Sevilla. Dos jóvenes turistas asiáticas se cubren del sol en la Plaza de España ante las altas temperaturas de estos días en Sevilla.

Dos jóvenes turistas asiáticas se cubren del sol en la Plaza de España ante las altas temperaturas de estos días en Sevilla. / Víctor Rodríguez

Tras un verano atípico en el que el calor no ha tenido demasiado protagonismo en Sevilla, el comienzo del otoño está dejando claro en la ciudad que el periodo ya popularmente conocido como veroño debería ser incluido en el reparto estacional.

Frente a unas temperaturas medias que en julio y agosto han sido muy frías y normales, respectivamente, según los análisis de la Agencia Estatal de Meterología (Aemet), el periodo que va entre los meses de septiembre y octubre se está convirtiendo en una prolongación del verano en Sevilla que, incluso, este año han batido récord históricos.

Sevilla registró el mes pasado la temperatura mínima diaria más alta desde 1957 (con 24,3 grados) y octubre, sólo en sus primeros diez días, ya ha superado dos datos históricos: la temperatura máxima absoluta y la media para este mes en la ciudad.

Así, según datos de la Aemet, el jueves día 3, en la estación del aeropuerto de San Pablo se superó la temperatura máxima absoluta del periodo de referencia -entre 1981 y 2010- que estaba en los 36,6 grados registrados en 2004 y que este día alcanzó los 37,7 grados. Por otro lado, la temperatura media del martes día 8 -26 ºC- también superó en más de dos grados a la registrada en los archivos de la Aemet, que hasta la fecha estaba en los 23,8 grados que se registraron en octubre de 2017.

El delegado de la Aemet en Andalucía, Ceuta y Melilla, Luis Fernando López Cotín, explica que la situación meteorológica actual esta marcada por la ausencia de borrascas que trasladen la situación anticiclónica que mantiene las altas temperaturas y que no se ha dado otros años "porque sí han llegado masas de aire frío".

Para el meteorólogo, Sevilla se encuentra en "una prolongación de un verano retrasado", haciendo referencia así al hecho de que los meses de julio y agosto de este año hayan distado mucho de lo habitual, con apenas tres episodios en los que se ha superado el umbral de los 40 grados y con las temperaturas, tanto máximas como mínimas, apuntadas en la estación de la Aemet del Aeropuerto de San Pablo por debajo de la media histórica.

La Aemet en su último avance climatológico mensual calificó el pasado mes de julio como de "muy frío" en Sevilla. La temperatura media mensual del séptimo mes del año fue de 26,8 grados, 1,5 por debajo de la media según las estadísticas. 

El mes de julio hizo necesario el uso de chaquetillas durante varios días. El mes de julio hizo necesario el uso de chaquetillas durante varios días.

El mes de julio hizo necesario el uso de chaquetillas durante varios días. / Juan Carlos Muñoz

No obstante, aunque se pueda tener la impresión de que en Sevilla está haciendo estos días más calor que nunca, estadísticamente se demuestra que no es un hecho aislado. Que los veranos sean más fríos y los otoños más cálidos no es nada nuevo. Remontándonos al pasado más inmediato, el mes de julio de 2018 fue también "muy frío" en Sevilla y, en esta ocasión aún más acusada la anomalía, al registrarse una variación de -2,7 grados con respecto a lo habitual.

El otoño del año pasado también arrancó muy cálido, con incluso avisos amarillos por altas temperaturas. Las gráficas registradas por la Aemet señalan cómo las temperaturas máximas diarias se mantuvieron muy por encima de la media del periodo de referencia desde el inicio del otoño hasta aproximadamente mitad de octubre, alcanzando entre el 19 y 25 de octubre picos al borde de los 40 grados. 

Pero la atmósfera nos tiene acostumbrados a estas locuras desde mucho más atrás en el tiempo. De hecho los refranes meteorológicos así lo demuestran y son conocidos por todos los veranillos del otoño llamados veranillo de San Miguel (29 de septiembre) o veranillo del membrillo, por ser hacia finales de septiembre cuando madura ese fruto, e incluso más tardío en el calendario, el veranillo de San Martín, a partir del 11 de noviembre.

"Los refranes son climatología popular y nos indican lo que suele ocurrir históricamente en el tiempo. Por ello podemos entender que la situación actual no nos está dejando datos excepcionales", apunta López Cotín.

Por lo tanto, según todo lo anteriormente expuesto, las altas temperaturas en el último tramo de septiembre y durante el mes de octubre no son tan raras como pueda parecer.

Y, aunque estos valores altos guardan relación en parte con los efectos del cambio climático y el calentamiento global, en Sevilla, al margen de lo que ha sucedido en otros puntos de España e incluso Europa, el verano ha escapado este año a los distintos episodios de olas de calor.

Destaca la que tuvo lugar entre el 26 de junio y el 1 de julio que dio lugar a récords absolutos de temperatura, llegándose a calificar estos dos meses de 2019 como los más cálidos del planeta desde que hay registros en el año 1880, mientras en Sevilla apenas se superaron los 35 grados en esos cinco días de calor extremo en el mundo.

No obstante, esto no quita que, tal y como advirtió este jueves la red Mediterranean Experts on Climate and Environmental Change (MedECC), los efectos de este fenómeno amenacen a Sevilla y, si no se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero, las temperaturas subirán una media de 2º y 5º centígrados, es decir, que si en el mes de julio se registran en pleno centro de Sevilla 46º, a finales de este siglo se podrían alcanzar los 50ºC.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios