David de Miranda. Matador de toros

"Lo que más me preocupa es la fractura de la vértebra dorsal; soy optimista, volveré pronto"

David de Miranda. David de Miranda.

David de Miranda. / Efe

El matador de toros David de Miranda, que se encuentra ingresado en el Hospital Asepeyo Madrid en Coslada por fractura de tres vértebras (S1, L5 y D2) tras un percance grave sufrido en la plaza de toros de Almazán el pasado sábado, podría viajar mañana hacia su domicilio en Trigueros.

El diestro onubense explica: "Tras la cogida en Almazán vine aquí, a Coslada, donde ya me atendieron en su día perfectamente de la gravísima lesión de cervicales que sufrí y de la que quedé muy bien. Estoy animado y esperando los resultados de una resonancia y otras pruebas. De momento, los médicos no se aventuran a dar plazos. Todo dependerá del grado de las fracturas. No tengo mucho dolor. Si las pruebas salen bien espero marcharme mañana a casa".

David de Miranda, quien sufrió hace dos años –27 de agosto de 2017– un percance gravísimo en la plaza de toros de Toro que estuvo a punto de dejarle postrado en una silla de ruedas, consiguió volver a los ruedos gracias una intensa y durísima terapia en este centro de Coslada donde ahora se encuentra.

Entonces vivió el infierno de casi un año en la cama sin poder moverse por las fracturas de dos vértebras cervicales –C1 y C2– y de otras dos dorsales. El torero triguereño explica: "En esta ocasión el impacto de la volterera no me ha afectado al cuello, pero en el viaje de Soria a Trigueros decidí pasarme por este centro para complementar las pruebas iniciales. Gracias a los médicos no sólo me recuperé para andar si no que también volví a los ruedos, lo que fue un milagro. Lo que más preocupa ahora es, sobre todo, la fractura de la vértebra dorsal, fundamental para el movimiento que debo realizar toreando".

Sobre las previsiones para su reaparición en un año en el que todo iba sobre ruedas, con la salida a hombros en varias plazas, entre ellas de Las Ventas, alzándose como uno de los grandes triunfadores del pasado San Isidro, el torero señala: "Tengo muchísimas ganas de volver. De momento, este fin de semana he perdido la corrida de Illescas. En las próximas que estoy anunciado son Cortegana, el día 6, junto a Ureña, que también está herido y el día 11 en Albacete. Por mi parte, volveré lo antes posible. En cuanto me levante de la cama me probaré. Y si es necesario, torearé con una faja especial que me sujete las costillas. Soy optimista, volveré pronto".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios