Restaurantes en Sevilla

Una de croquetas de gin tonic en Dos Hermanas

  • Tras más de 30 años en el mundo de las carnes a la brasa y guisos caseros, el Mesón Garabato se arriesga con platos novedosos

Las croquetas de gin tonic tienen un característico color azul. Las croquetas de gin tonic tienen un característico color azul.

Las croquetas de gin tonic tienen un característico color azul. / M. G.

La receta de las croquetas de gin tonic es tan sugerente como sencilla: en la bechamel se mezcla la ginebra con la tónica y el colorante azul que tan característico color conserva aun después de fritas. "Al cocinarse, se evapora el alcohol pero el sabor a gin tonic persiste en boca. Se acaba de emplatar con flores naturales comestibles y papas pajas", comenta Marco Antonio Garrido, propietario del Mesón Bar Garabato, ubicado en Dos Hermanas.

Marco Antonio Garrido, propietario del restaurante Mesón Gabato. Marco Antonio Garrido, propietario del restaurante Mesón Gabato.

Marco Antonio Garrido, propietario del restaurante Mesón Gabato. / M. G.

Tras más de 30 años en el mundo de la hostelería, el mesón se trasladó de ubicación el pasado mes de noviembre hasta en la nazarena Avda. 28 de Febrero. En este traslado, la tradicional carta que tantos éxitos les ha aportado a lo largo de los años se han conservado así como los tres cocineros que trabajan en los fogones del restaurante. "Pero hemos querido dar un paso más y adaptarnos a la demanda del mercado haciendo platos más innovadores". Y, precisamente, el gin tonic está más de moda que nunca.

Siguiendo la tendencia, experimentaron y hallaron un buen resultado en esta receta de croquetas, que conviven con las clásicas del puchero y de cocido, a un precio de 4 euros la ración de seis croquetas, y que el gerente del establecimiento recomienda tomar "justo al final de la comida, porque dejan un regusto a gin tonic que invita a tomar la copa de después".

Pulpo a la parrilla. Pulpo a la parrilla.

Pulpo a la parrilla. / M. G.

Y pensando en copas o cócteles también reformularon el gin tonic, al que añaden puré de frutas y café, dando lugar la nacimiento del Coffe tonic (5 euros). "Se sirve frío y en copa de balón. A la vista resulta llamativo porque es tricolor, ya que al prepararlo se forman tres capas de diferentes tonalidades. Arriba queda el expreso, en medio el gin tonic y abajo el puré de frutas", detalla Garrido, quien no descarta seguir en esta linea innovadora con la creación de variantes de las croquetas cuando pase el verano, tales como de frutas del bosque.

La carta del mesón es amplia, destacando las carnes ibéricas o el pulpo a la parrilla y los guisos más tradicionales como la carrillada, la cazuela de Rita (almejas de carril, gambón y merluza), los huevos a la Pantoja o los revueltos, el bacalao dorado o el pescado frito. En estas fechas no faltan las cabrillas en salsa, "que tanto éxito tienen". "También tienen mucha salida la milhoja de queso frito con miel y nueces así como el timbal de aguacate".

Milhoja de queso frito con miel y nueces. Milhoja de queso frito con miel y nueces.

Milhoja de queso frito con miel y nueces. / M. G.

Si se habla de precios, apaguen las alarmas, porque las raciones aquí se pagan a entre 5 y 8 euros, a excepción de algunas carnes que sí alcanzan los 30.

El local tiene capacidad para 120 comensales en 150 metros cuadrados. Además, el mesón posee dos salones para eventos privados, con capacidad para 35 y 20 personas, respectivamente, que pueden reservarse. También ofrecen servicio de catering.

Reservas en: 637 381 531.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios