FORMULA STUDENT

El ARUS Andalucía presenta sus monoplazas

  • El equipo de la Universidad de Sevilla ha creado un coche de combustión y otro eléctrico

“Solo aquellos que están lo suficientemente locos como para pensar que pueden cambiar el mundo lo hacen”. Esa reflexión de Steve Jobs, fundador de Apple, fue la elegida por Laura García para resumir el espíritu con el que ha guiado al ARUS Andalucía Racing Team. Un equipo de automovilismo creado en la Universidad de Sevilla para competir en la Formula Student, la conocida como 'Formula 1 de las universidades', que presentó sus máquinas en la Plaza de San Francisco.

Este equipo, surgido hace un lustro en las entrañas de la Escuela Superior de Ingenieros, cuenta con 90 estudiantes de diferentes titulaciones que han compartido su pasión por los coches durante diez meses para crear dos monoplazas: uno de combustión (ART18-c) y otro eléctrico (ART18-e). El de combustión convencional es el resultado de varios años de trabajo y mejoras técnicas y el eléctrico “es un hito de la automoción andaluza”, como indicó el estudiante y director de organización Fernando Almagro.

El monoplaza eléctrico, único español que competirá en la Formula Student, ha sido un verdadero reto para los estudiantes, que con esta creación pretenden marcar el camino para los que vengan en el futuro como ya hicieron sus ex compañeros con el primero de combustión. Laura García, Team Manager del ARUS, aludía a este coche en su cita a Jobs, puesto que los tildaban de “locos” cuando pensaron en ello. En su emotivo discurso hizo un repaso por esa “semana durmiendo dos horas diarias” o por las “lágrimas de un compañero al ver el motor eléctrico funcionar”.

Por el micrófono colocado ante la fachada plateresca del Ayuntamiento fueron pasando también otros miembros del equipo. Victoria Rodríguez, Directora Técnica, destacó que “el 70% del equipo era de nueva incorporación” y que han priorizado por diseñar “elementos intercambiables” entre los dos coches. Rodríguez, que llegó a emocionarse durante su discurso, fue la sonriente encargada de poner en marcha uno de los monoplazas, arrancando así los aplausos de sus compañeros y del público congregado en la céntrica plaza.

Las instituciones y autoridades, protagonistas también del acto por su imprescindible colaboración con el ARUS, agradecieron el esfuerzo del equipo estudiantil. Jaime Domínguez, director de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería, animó a sus pupilos a “progresar” para continuar con este “sueño” que ya dura cinco años. Francisco Herrero, presidente de la Cámara de Comercio, reforzó el compromiso de la institución con el ARUS y se mostró orgulloso por haber acogido en Aerópolis el proceso de fabricación de los monoplazas. Myriam Díaz, delegada de Juventud y Relaciones con la Comunidad Universitaria, definió al equipo como “proyecto consolidado” y recalcó que “nuestra juventud tiene talento y capacidad de superación”. Díaz, que agradeció al ARUS el “llevar por Europa el nombre de Sevilla”, valoró positivamente la innovación que supone el coche eléctrico y su “respeto por el medio ambiente”.

Esta presentación no podía llegar en mejor momento, pues se realizó una semana antes de competir en el prestigioso circuto holandés de Assen, que forma parte del calendario de MotoGP. Allí, el 9 de julio, comenzará la andadura de los ART18 en las modalidades de combustión y eléctrico. Un “ejemplo de seriedad y rigor” realizado por estudiantes que “transformarán el mundo”, como indicó Miguel Ángel Castro, rector de la Universidad de Sevilla. Castro, que recordó que de este proyecto salen muchos Trabajos de Fin de Grado, cerró el acto anunciando la puesta en marcha en colaboración con la Unión Europea un Centro de Innovación en el Puerto de Sevilla. Un lugar que, según Castro, “estará liderado por alumnos como los del ARUS”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios