ONG

Casas construidas en la India con el material más solidario

  • Los administradores de fincas sevillanos financian viviendas para familias vulnerables en la zona en apoyo a la Fundación Vicente Ferrer

Beneficiarios de las casas construidas con las donaciones solidarias. Beneficiarios de las casas construidas con las donaciones solidarias.

Beneficiarios de las casas construidas con las donaciones solidarias. / M. G.

El colectivo de los administradores de fincas colegiados vuelve a certificar su compromiso solidario una vez más, esta vez con la Fundación Vicente Ferrer y con el proceso de transformación de la región de Andhra Pradesh, una de las zonas más necesitadas de la India, y de algunas de las comunidades más pobres y excluidas del planeta: los dalits o intocables, los grupos tribales y las denominadas castas desfavorecidas.

Esta última iniciativa partió del 20º Congreso Nacional y 1º Internacional, celebrado en Sevilla en 2016 con la participación de más de 1.1000 administradores de fincas colegiados de toda España, en el cual se promovió desde Andalucía una recaudación entre los colegios de las distintas comunidades autónomas para apoyar uno de los proyectos destacados de la Fundación Vicente Ferrer: la construcción de viviendas para familias vulnerables. El objetivo era conseguir fondos para financiar la construcción de 15 casas en el pueblo de Kommala Thanda, en el área de Gorantla, región de Kadiri. Dichas aportaciones, de los colegios territoriales a nivel nacional superó la cifra de 22.000 euros.

Estas viviendas, diseñadas por la Fundación Vicente Ferrer y que actualmente tienen un coste de alrededor de 2.400 euros por unidad, cubren un derecho básico pero, sobre todo, representan un cambio radical en la vida de estas familias, una transformación desde su autoestima y autoconfianza, a su salud e incluso su esperanza de vida. Representan un resguardo eficaz ante las lluvias monzónicas que se registran de junio a octubre, un refugio ante el calor intenso del resto del año, y también una protección contra las picaduras de animales peligrosos como serpientes y escorpiones que moran en el desierto indio.

Ya se ha dado por finalizada la construcción de dichas viviendas para familias vulnerables en India, tal y como se acordó en el 20º Congreso Nacional y 1º Internacional de Administradores de Fincas.

Toda la comunidad ha participado en la construcción de las viviendas solidarias, siendo las familias beneficiarias los principales actores implicados. Al poder contar con viviendas en buenas condiciones y equipadas con espacio propio de higiene personal, se reduce el riesgo de enfermedades derivadas de la falta de salubridad que tenían en las cabañas que anteriormente habitaban. Todas las viviendas han sido escrituradas a nombre de las familias, con el objetivo de garantizar su protección y la de sus hijos. También, podrán contar con servicios de primera necesidad como electricidad o agua potable.

Algunos de los beneficiarios del proyecto han querido transmitir su satisfacción, como Shanti Rai, quien aseguraba que antes "vivíamos en una choza pequeña y con la construcción de la nueva casa por parte del donante y RDT, habéis traído la alegría y felicidad a nuestra vidas y ahora puedo educar a mis hijos en una esfera segura y con espacio suficiente", o Lalitha Bai, quien afirma que: "Somos afortunados por la construcción de nuestra casa, en la cual nos hemos involucrado, y es gracias a los donantes y RDT. Nos sentimos seguros y a salvo, antes sufríamos a la intemperie las tormentas y a los insectos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios