Vivir

Enciclopedia para viajar por el universo de 'El Principito'

  • Lunwerg publica 'El Principito. Enciclopedia ilustrada' coincidiendo con la adaptación al cine de la obra de Antoine de Saint-Exupéry que cumple 70 años

Portada del libro editado por Lunwerg y otras ilustraciones de la obra. Portada del libro editado por Lunwerg y otras ilustraciones de la obra.

Portada del libro editado por Lunwerg y otras ilustraciones de la obra.

Coincidiendo con el estreno en España de la última adaptación al cine de El Principito y con el 70 aniversario de su primera edición por Gallimard, Lunwerg publica esta El Principito. Enciclopedia ilustrada. Pocas obras de la literatura son tan queridas por mayores y niños como El Principito, una obra de culto que ha marcado a generaciones y generaciones de lectores. Un extraordinario relato que es el más vendido en el mundo después de la Biblia.

El Principito. Enciclopedia ilustrada pretende examinar el universo de El Principito en todas sus facetas porque desde su primera publicación, la obra no ha cesado de renacer y reinventarse. En el cine y en el teatro, en los escenarios de ópera y en los libros (hay quienes incluso han imaginado la continuación del cuento de Saint-Exupéry), en los manuales de enseñanza de lenguas y en los cómics, en las canciones y en la moda, en los musicales y en la publicidad, en un área de servicio de la carretera y en los dibujos animados, o hasta en un billete de banco.

El Principito es un relato para todas las edades y todas las épocas, un cuento filosófico que ha marcado, y cambiado, a generaciones de lectores entusiastas.

El Principito. La enciclopedia ilustrada muestra el increíble destino de la obra maestra de Saint-Exupéry, desde su primera publicación en 1943, en Estados Unidos, hasta su reciente adaptación como película animada. Hecha en colaboración con los mayores expertos, esta enciclopedia ilustrada reúne todas las facetas de El Principito: los entresijos de su escritura y su publicación, dibujos del autor, fotos del manuscrito original y los secretos del capítulo inédito, la guía de todos los personajes principales, los escenarios y los objetos… Así mismo, este álbum oficial relata por primera vez los muchos homenajes realizados en torno a esta admirable novela: las películas y los dibujos animados, los espectáculos musicales y los cómics, los productos derivados…

Traducido a 270 lenguas, el personaje que Antoine de Saint-Exupéry imaginó es universal. No le preocupan las fronteras ni las barreras que se interponen entre las personas. Él no tiene ni carné de identidad, ni nacionalidad, ni religión. No los necesita: El Principito pertenece a todo el mundo.

El Principito no surgió de la nada: el cuento tiene su origen en la biografía del escritor. Se nutre de sus experiencias, de las personas a las que conoció y de sus recuerdos de infancia. Algunos de los personajes del cuento tienen su origen en los recuerdos de Saint-Exupéry. El zorro evoca al fénec que domesticó cuando estaba destinado en Cabo Juby. La boa se la inspiró su estancia en Argentina. Los baobabs son una reminiscencia de sus escalas en Senegal, mientras efectuaba la conexión entre Casablanca y Dakar. El farolero no nació de su mera imaginación: el pequeño Antoine lo conoció de verdad durante unas vacaciones en Saint-Maurice-de-Rémens. En cuanto al hombre de negocios, quizá haya que ver en él una evocación de Marcel Bouilloux-Lafont, el empresario que adquirió en Latécoère la línea postal Toulouse- Saint-Louis de Senegal para dar lugar a la compañía general Aéropostale.

Según Nelly de Vogüé, El Principito podría estar inspirado en Pierre Sudreau. A este niño de doce años que llevaba bufanda, como el personaje, y que se convertiría en político al acabar la segunda guerra mundial, Saint-Exupéry, que lo tomó bajo su protección, lo apodaba el pequeño Pierre.

El Principito también es fruto de las historias que le contaba su madre y de sus lecturas de infancia. Novelas como El farolero, de Maria Cummins, o El país de las 36.000 voluntades, uno de cuyos ejemplares le regaló su autor, André Maurois, constituyen otras influencias posibles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios