Marta Soto | Cantante

"La música es la compañía que nunca nos va a faltar"

  • La artista, que antes del confinamiento lanzó el sencillo 'Hoy en el metro', no ha parado de componer estos días

  • Ahora ha versionado con Sinsinati su tema 'Quiero verte'

La artista onubense Marta Soto. La artista onubense Marta Soto.

La artista onubense Marta Soto. / M. G.

Se dio a conocer a través de Youtube versionando canciones de otros artistas. Su particular gusto a la hora de cantar hizo que Alejandro Sanz se fijase en ella y desde ese momento supo ganarse su hueco en el panorama musical. Marta Soto (Punta Umbría, 1996) ha sabido ganarse al público con temas como Quiero verte o Entre otros cien. Ahora, la artista onubense se encuentra sumergida en un proceso creativo del que han salido temas como Como nos miraba el mundo, Palabras o De verdades y mentiras. Aunque antes de la crisis sanitaria, la cantautora lanzaba el tema Hoy en el metro, el pistoletazo de salida a lo que sería su nuevo trabajo. ¿Su último regalo musical? Una versión junto al grupo Sinsinati de su tema Quiero verte.

–La primera vez que la vi me cayó bien porque se parece mucho a una amiga, luego la vi de telonera en un concierto de Rozalén y me terminó de conquistar.

–Muchas gracias. A ver si me presentas a tu amiga. Tú sabes esa cosa de decir siempre tenemos un clon por ahí en alguna parte del mundo.. Nunca he encontrado a nadie que me diga que me parezco a alguien y tengo curiosidad.

–Justo un mes antes de que empezase la crisis sanitaria sacaba el single Hoy en el metro. Quizás la promoción no ha sido la habitual pero la repercusión parece que ha sido muy buena.

–Siempre hay un plan de promoción bastante fuerte. Vistas a las radios, a los medios... Me da mucha pena que no haya podido ser así porque es bonito poder vernos las caras y el intercambio de sensaciones. Aun así, estoy muy agradecida porque el público ha estado muy pendiente. El recibimiento ha sido muy bueno. Todo el equipo estamos muy contentos. Pero a ver si pronto hacemos alguna colaboración y podemos hacer la promo que nunca pudimos hacer.

La cantante Marta Soto. La cantante Marta Soto.

La cantante Marta Soto. / M. G.

–La canción habla del recuerdo de un amor que aparece al montarse en el metro. ¿Dónde nos dejará la nueva normalidad evocar amores frustrados?

–He aprovechado este confinamiento para ver películas que tenía pendientes y muchas de ellas a lo mejor estaban en una lista de películas que tenía por ver con mi pareja. Creo que va a ser en el arte en general y también en el día a día. En prepararte un plato y decir "esto le encantaba". Creo que ahí es donde vamos a recordarnos. Esperemos que dentro de poco podamos vernos, darnos abrazos y volver a enamorarnos. Que estamos de pantallas ya un poco hartos.

–No sé qué planes discográficos tenía antes de esto pero, con todo lo que ha compuesto, ¿tiene el disco ya montado?

–(Risas) La verdad es que me hace gracias porque tengo como loco a Dani, que es el productor del disco, y a mi equipo entero. Ya teníamos un repertorio escogido antes del confinamiento. Pero es que ahora he hecho canciones nuevas. Ahora la música es muy evolutiva, sacas un single nuevo con mucha más asiduidad, pero es que ahora tengo muchísimo repertorio. Hay canciones, hay inspiración, y eso es lo importante.

"Las primeras semanas me negaba a hacer música; entiendo que hay que hacerla cuando a uno le apetece”

–¿Podríamos decir que las crisis la vuelven creativa?

–Ahora viendo un poco el final de esta situación te digo que sí. Pero al principio no quería ponerme a hacer música. Tenía la cabeza en otra parte, pensaba en mi familia y no quería hacer nada. Imagino que como todo el mundo. Las primeras semanas me negaba a hacer música. Entiendo que hay que hacerla cuando a uno le apetece. Estaba en un plan en el que no sabía cuándo iba a volver a coger la guitarra. Sin embargo, luego he intentado llevarlo como con más equilibrio mental, manteniendo unos horarios... Después no sé qué me ha pasado, qué me ha entrado por el cuerpo, que me he puesto a componer como una loca. He descubierto mucha música nueva que me ha servido de inspiración a la hora de crear.

Como nos miraba el mundo es uno de esos nuevos temas. Habla de una ruptura a medias en la que la persona dejaba invita al otro a recordar cómo era la vida cuando eran felices pero, ¿cómo mira el mundo un par de enamorados?

–De una manera en la que todo brilla y es maravilloso. Es como una burbuja de la que nadie te va a sacar y donde no has estado más cómodo en la vida. Donde el único hambre que tienes es el de comerte a esa persona a besos. Todo es maravilloso, con muchas luces y fuegos artificiales. Todo el rato.

–En un mundo, de momento, sin besos, ¿siempre nos quedarán las canciones?

–Un mundo sin música sería mucho más frío y solitario. Este confinamiento me ha pillado sola y en Madrid y, de alguna forma, abrazarme a la música ha sido mi mayor compañía. Cuando necesitaba sentirme arropada he cogido la guitarra o el piano, me he puesto los altavoces con Estrella Morente a tope y ahí he sentido que no estaba sola porque la música nos acompaña siempre y nos cura el alma. La música es la compañía que nunca nos va a faltar.

La cantante Marta Soto. La cantante Marta Soto.

La cantante Marta Soto. / M. G.

–La verdad es que los artistas os habéis volcado.

–Esto ha sido una manera de reforzar que la música está ahí, que se toca y se siente. Ver la acogida de la gente... Lo bonito para mí es que la gente se sienta identificada, que te escriba una médico del Gregorio Marañón y te diga que cuando llega al hospital escucha tu música y eso le da la vida es... Eso es el fin de la música.

–¿Quién cree que tiene más ganas de conciertos, ustedes los artistas o nosotros los seguidores?

–Creo que es un fifty-fifty. Tenemos ganas de subirnos a los escenarios, tener esa adrenalina en el cuerpo y miraros a vosotros. Pero también al revés, estoy deseando ir como público a un concierto, necesito ir, pegar saltos, evadirme con el grupo que me guste. Necesito esa energía.

–¿El primero en Punta Umbría?

–Ojalá, me encantaría. No te haces una idea de las ganas que tengo de tocar en mi tierra, en Andalucía...

–Uno de mis rincones favoritos está en su tierra, a ver si coincidimos.

–Las playas de mi pueblo no las cambio por nada . Me gusta mucho el caminito hasta llegar al espigón viniendo por la playa. ¡Qué ganas de volver!

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios