🌧️ La lluvia acaba de un plumazo con el buen tiempo en Sevilla

Vivir

La Fundación Doña María y Jiménez-Maña reparten ilusión y regalos a ancianos solos

  • La campaña “Pajes Reales” y el proyecto “Fundomar Acompaña” acercan el espíritu de la Navidad y ponen su grano de arena contra la soledad no deseada

Voluntarios de la Fundación Doña María y Jiménez-Maña junto a varios regalos.

Voluntarios de la Fundación Doña María y Jiménez-Maña junto a varios regalos. / M. G.

Un año mas la Corporación Jiménez-Maña y la Fundación Doña María unen sus esfuerzos en una acción social que quiere acercar el espíritu de la Navidad a aquellos colectivos que más sufren la soledad no deseada. De este modo, un grupo de usuarios del proyecto de Acompañamiento Social de la Fundación Doña María recibirá un regalo muy especial de parte de los trabajadores de la Corporación Jiménez-Maña. Desde el área de responsabilidad social de la Corporación Jiménez Maña se desarrolla el proyecto de voluntariado “Pajes Reales” que, en colaboración con distintas entidades sociales, pretende ayudar a personas en soledad y riesgo de exclusión social. La intención de la campaña “Pajes Reales” es llegar a un colectivo de personas vulnerables que se encuentran en soledad y en riesgo de exclusión social, llevando así algo de ilusión en fechas tan señaladas. Se trata de una campaña de carácter interno donde los empleados participan de forma voluntaria. Se puso en marcha por primera vez el año pasado y, tras el éxito de la primera edición, se ha implantado definitivamente.

La Fundación Doña María lleva más de diez años desarrollando el programa de Acompañamiento Social “Fundomar Acompaña”, un proyecto destinado a paliar situaciones de soledad no deseada principalmente en personas mayores en situación de fragilidad social. Se está desarrollando en colaboración con el Ayuntamiento de Sevilla en la convocatoria “Sevilla Solidaria” en los Centros de Servicios Sociales de Casco Antiguo, Triana-los Remedios, los Carteros, San Jerónimo, Torreblanca, Alcosa, Bermejales, Bellavista, Nervión, Polígono Norte, Cerro-Eminencia y Polígono Sur.

La soledad no deseada se ha convertido en una epidemia silenciosa de nuestros tiempos. Esta situación, que la COVID-19 no ha hecho más que incrementar, ha llegado a convertirse en una emergencia social que está afectando especialmente a personas mayores sin red de apoyo familiar. Organismos como la OMS están alertando de la gravedad de esta problemática, que funciona como un disparador para el deterioro de la salud de las personas y un factor determinante en su entrada en riesgo o situación de dependencia, en el deterioro de capacidades cognitivas y de su bienestar físico. Desde la Fundación Doña María creemos que es responsabilidad de toda la ciudadanía, administraciones e instituciones luchar contra esta lacra social y, mediante pequeñas acciones como esta, queremos poner nuestro granito de arena y sumar esfuerzos en esta línea de trabajo. Especialmente en estas fechas tan especiales llenas de ilusión y esperanza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios