Vivir

Lecciones más allá de los libros de texto

  • Profesores y alumnos del IES Ítaca de Tomares recrean la Grecia Clásica en una actividad que integra todas las materias

Palabras como peplo, clámide o ágora pueden resultar difíciles de memorizar para un niño. Pretender que se interese por la historia que cuenta La Ilíada o que reflexione sobre la obra de Aristóteles puede ser, si cabe, una tarea más difícil aún. Pero cuando la enseñanza salta de los libros de texto a la esfera de lo cotidiano se convierte en una lección de esas que nunca se olvidan. Ayer, los alumnos y profesores del IES Ítaca de Tomares transformaron el centro en una ciudad de la Grecia Clásica demostrando al mundo que se puede enseñar y aprender de otra manera.

La actividad de ayer fue sólo el cierre de tres jornadas de intenso trabajo en las que "profesores y alumnos se han volcado totalmente". Lo asegura la directora del centro, Carmen Lázaro, que explica que esta actividad -catalogada como tarea integrada en términos educativos- "nos ha permitido que durante varios días el centro rompa radicalmente con su rutina permitiendo que niños de diferentes grupos y edades trabajen en cada una de sus asignaturas, aprendiendo sin darse cuenta y compartiendo responsabilidades".

Tres días en los que los más de 250 alumnos de entre 12 y 14 años y 20 profesores del centro se han repartido en una decena de talleres prácticos cuya temática giraba en torno a la Grecia Clásica. Así, uno de los talleres se ha encargado de fabricar todo el decorado del centro y las aulas, que ayer lucía totalmente transformado acorde con la arquitectura y estilo de la época. Mientras, otros alumnos analizaban y ponían en práctica algunos de los principios en materia de ciencia y tecnología de los científicos de la época o leían e interpretaban a los grandes poetas y filósofos. La música, el teatro o la forma de vida de los griegos de hace más de 25 siglos han dotado de contenidos al resto de talleres que durante tres días han ocupado los pasillos y resto de instalaciones del centro.

Ayer, momento cumbre de la actividad, llegó la hora de mostrar al resto lo aprendido durante dos días. Durante toda la mañana, en el Ágora, la Escuela Pitagórica, el Liceo de Aristóteles o la Biblioteca de Alejandría recreadas en el centro para la ocasión, los alumnos de los distintos talleres -ataviados al igual que los profesores con prendas de la época- mostraron sus nuevos conocimientos e intercambiaron dudas y opiniones. Ya por la tarde, fueron los padres y familiares los que se sumaron a la actividad, que contó incluso con sus propias Olimpiadas.

El broche de oro lo puso en el auditorio municipal Rafael de León un espectáculo teatral a cargo del grupo de Iniciación a las Artes Escénicas de segundo de ESO del centro, que representó El Sueño de una Noche de Verano, de William Shakesperare. Al escenario del auditorio se subieron también otros alumnos del centro para recrear la Danza de Zorba El Griego, de Mikos Theodorakis, e interpretar una obra del grupo Teatronomía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios