Vivir

Padrinos de los erasmus

  • La Asociación Erasmus Student Network Sevilla promueve la integración social de estos alumnos a través de una red de comunicación y actividades

1. Emilio Martín, presidente de ESN Sevilla. 2. Grupo de voluntarios en una de las últimas actividades. 1. Emilio Martín, presidente de ESN Sevilla. 2. Grupo de voluntarios en una de las últimas actividades.

1. Emilio Martín, presidente de ESN Sevilla. 2. Grupo de voluntarios en una de las últimas actividades. / juan carlos muñoz

El común de los mortales es propenso a pensar que irse de Erasmus es sinónimo de fiesta y diversión. Con un componente lúdico -faltaría más- este tipo de becas aúnan cultura, formación, relaciones humanas y experiencias. Para romper una lanza en favor del erasmus y acabar con el estereotipo, la Asociación Erasmus Student Network trabaja con estos estudiantes a nivel internacional desde 1989. En el caso de Sevilla, ESN llegó en 1991 y desde entonces no ha dejado de establecer lazos con los alumnos de intercambio, facilitar su integración social y ofrecerles todo tipo de ayuda. En pleno comienzo del segundo cuatrimestre académico, la asociación celebra el evento Welcome month, con el que reciben a los nuevos erasmus.

Completamente altruista, esta asociación nació con el objetivo de ayudar al desarrollo de los estudiantes. Así, ESN trabaja en el interés de los estudiantes internacionales; busca mejorar su integración social y práctica; representar sus necesidades y derechos; les proporciona información relevante y contribuye a mejorar y facilitar su movilidad. Todo ello a través de diversas actividades y un amplia red de comunicación que conecta a todos los estudiantes erasmus con los voluntarios de la asociación.

Con tres niveles de actuación -local, nacional e internacional-, en el caso de Sevilla ESN está instalada en la Universidad de Sevilla y en la Pablo de Olavide. Aunque realizan sus actividades independientes, comparten experiencias comunes. El fin es establecer lazos y esa es la mejor forma. ¿Cómo se logra? Con actividades culturales, como visitas al Alcázar o a la Catedral, gymkhanas y rutas turísticas; viajes, como a Córdoba, Gibraltar o los carnavales de Cádiz; actividades deportivas; tándems lingüísticos o concursos de expresiones andaluzas, entre otros. Todas ellas se realizan durante el año y algunas durante el Welcome month. Este evento, que se desarrolla hasta mediados de febrero, no es el único de bienvenida. Para los alumnos que llegan a Sevilla en octubre existe la Welcome week, con la que también buscan la integración de los estudiantes.

¿Cómo consigue ESN que la iniciativa funcione de forma correcta y los estudiantes obtengan respuesta a su demanda? A través de voluntarios que, en la mayoría de los casos, también han sido alumnos de intercambio. Como es el caso del presidente de ESN Sevilla, Emilio Martín, que lleva en la asociación desde hace cuatro años. "Durante mi experiencia erasmus supe de la incitativa y me resultó muy interesante y útil. A través de ella conocí a mucha gente y me animé a participar en ella desde mi ciudad", señala el joven. Para Martín ESN no es sólo una manera de ayudar al estudiante de fuera conocer la ciudad, ni siquiera a facilitarle los trámites burocráticos, es una buena forma de establecer relaciones personales y hacer amigos. "Cada voluntario ejerce de buddy, una especie de padrino que tiene a su cargo a varios estudiantes. Con ellos hace actividades a la par que actúa como orientador en todo lo que les haga falta. Solemos tener un grupo de Whatsapp, además de una página en Facebook, y por ahí nos comunicamos, no sólo para las actividades de ESN, también para quedar porque sí", señala Martín. "Llegamos a convertirnos en amigos y muchos de los que vienen se quedan a vivir aquí", concluye. Pero no sólo el estudiante de Erasmus sale beneficiado de esta iniciativa, también lo hace el propio voluntario. "Dentro de esta red tu propia formación puede crecer en muchos ámbitos. Al principio a mí me daba vergüenza hablar en público, ahora me desenvuelvo muy bien. También aprendes a tener capacidad de liderazgo y adquieres mucha experiencia", apunta el presidente de ESN Sevilla.

Hay que destacar que los estudiantes que recurren a esta asociación disponen de una tarjeta (que tiene un precio simbólico de 10 euros) a través de la que pueden disfrutar de descuentos en Sevilla y en Europa, acudir gratis a las fiestas que realizan y estar asegurados para todos los viajes que desarrollan. Como complemento a las actividades, desde ESN Sevilla promueven proyectos sociales y educativos en la ciudad, como actividades con los erasmus en los colegios o fomentar la concienciación de la dificultades a las que se enfrentan las personas con discapacidad para moverse por las ciudades debido a las barreras arquitectónicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios