Vivir

Recreo permanente en Calatrava

  • Más de 250 menores participan en el campus de verano organizado por el Club Baloncesto Fresas

Nunca ir al colegio había resultado tan divertido. El despertador sigue sonando a las siete de la mañana, pero en la mochila no entran libros, sino bañadores y cremas protectoras. En las aulas del colegio sevillano SAFA Nuestra Señora de los Reyes (en la calle Calatrava), las Matemáticas han dado paso a las piscinas de bolas, y la asignatura de Lengua y Literatura Española desaparece en beneficio de talleres de teatro y malabares.

Más de 250 niños entre 3 y 15 años participan desde principios de julio en el Campus de Verano que organiza el Club de Baloncesto Fresas, actividad lúdica y deportiva que gestiona la empresa Recresport desde hace cinco años. Los menores, en horario de 8:00 a 14:00, disfrutan de actividades como aquabasket, aquavoley y aquagym, además de juegos populares y talleres de malabares, de teatro, manualidades, lectura o Inglés. El 80% de estos menores son vecinos del Casco Antiguo, y el 40% alumnos del centro SAFA Nuestra Señora de los Reyes.

Mientras los más pequeños se refrescan en las piscinas hinchables instaladas en el patio del colegio, los mayores de 10 años tienen la oportunidad de realizar actividades de remo y natación en las instalaciones del Club Remo Guadalquivir y en la Piscina Virgen de los Reyes.

Este proyecto educativo, que tiene como fin la conciliación de la vida familiar y laboral durante las vacaciones estivales, ha sido subvencionado en años anteriores por el Instituto Municipal de Deportes de Sevilla (IMD). Sin embargo, tal como explica Héctor Cabana, coordinador de Recresport, este año el Ayuntamiento ha negado la ayuda económica. "Este verano, los campus se han llevado a licitación por procedimiento abierto y se ha cedido el servicio a una empresa ya contratada previamente por el Consistorio. Lo sorprendente es que, en el Distrito Casco Antiguo, esta empresa de servicio no ha conseguido más de 16 inscripciones, por lo que el IMD ha tenido que cancelar los campus de verano en el centro", explica Héctor Cabana. "Los vecinos confían en nosotros y hemos obtenido más de 250 inscripciones para la primera quincena de julio. Para que esos 16 niños no se quedaran fuera, propusimos al Ayuntamiento acoger a los menores en nuestro programa a cambio de utilizar las instalaciones municipales, pero también se nos negó el acceso, ya que para usarlas debíamos pagar un alquiler y, de este modo, el precio por alumno se disparaba".

En total son 22 los monitores a cargo de estos niños, la mayoría diplomados en Magisterio de Educación Infantil y Educación Física. "El precio de la matrícula, de 60 euros para los socios del Club Baloncesto Fresas y 65 euros para los no socios, se destina a pagar el sueldo de los monitores, y a comprar material y el desayuno de los niños", asegura Héctor Cabana, portavoz de Recresport. La empresa desarrollará su actividad hasta el 31 de julio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios