Vivir

Ruta literaria por la Sevilla de Murillo

  • Eva Díaz Pérez y el historiador Manuel Serrano Hidalgo dirigen unas visitas inspiradas en la obra 'El color de los Ángeles' (Planeta)

La autora Eva Díaz Pérez con la novela sobre la que se construye la ruta. La autora Eva Díaz Pérez con la novela sobre la que se construye la ruta.

La autora Eva Díaz Pérez con la novela sobre la que se construye la ruta. / belén vargas

La novela El color de los ángeles (Planeta), de Eva Díaz Pérez, salta ahora de las páginas a las calles de Sevilla con una ruta que pretende rescatar la vida, la obra y la ciudad barroca en la que vivió Bartolomé Esteban Murillo. Los itinerarios, que se inician hoy y que se celebrarán todos los miércoles a las 19:30, recorrerán lugares de la biografía del pintor y donde actualmente se encuentran algunas de sus obras evocadas a través de fragmentos de la novela.

Las rutas, en las que participan la propia Eva Díaz Pérez y Manuel Serrano Hidalgo, guía oficial y especialista en Historia del Arte, recrean el mundo artístico e histórico a través de la literatura. Así, se leerán algunos pasajes de El color de los ángeles relacionados con los lugares que se visitan: la iglesia de la Magdalena, donde nació el pintor; la antigua Puerta de Triana, para recordar el capítulo dedicado a la riada del Guadalquivir; la fosa de la peste en el Arenal, donde fue enterrado uno de los hijos de Murillo, o la iglesia de Santa María la Blanca, que esconde una secreta mezcla de realidad y ficción que desvelará la autora y que se relaciona con uno de los cuadros que cuelgan en el templo.

Los recorridos incluyen además lugares en los que se mezclarán el pasado y el presente, como el Archivo de Indias, que albergó la Academia de Pintura fundada por Murillo; la Plaza de Santa Cruz, donde se levantaba la antigua Iglesia de Santa Cruz en la que fue enterrado, o la Plaza del Molviedro, en el antiguo Compás de la Mancebía, lugar en el que se desarrolla uno de los intrigantes capítulos de la novela.

El itinerario sirve además como recreación de cómo era la Sevilla del siglo XVII con explicaciones sobre la vida cotidiana, el trabajo de los pintores, el urbanismo, los edificios más importantes o los personajes de la época y que aparecen en la novela. La ruta pretende sumergir al paseante-lector en las particularidades de la técnica artística de Murillo desvelando las claves de sus lienzos, los temas, los personajes y su particular narrativa pictórica a la hora de representar escenas religiosas o de costumbres.

El color de los ángeles propone ficciones verosímiles sobre algunos de los cuadros más célebres de Murillo: ¿cuál es el origen? ¿quiénes fueron sus modelos? ¿cómo los pensó el artista? El secreto de su pintura estaba en copiar del natural, buscando los rostros de la calle. A los viejos miserables que pedían la sopa boba de los conventos los dibujaba para las caras de sus mártires. A los ángeles que poblaban las nubes de sus cielos los tomaba de sus propios hijos. A los niños de sus escenas místicas los captaba cuando corrían jugando por las plazas de la ciudad. A las jóvenes santas las copiaba de las doncellas que acudían a misa y también de las mozas del mercado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios