Vivir

Salir de compras: Airesur pone un 'personal shopper' a sus clientes

  • Este servicio totalmente gratuito, que se empezó a ofrecer a mediados del mes de junio, se ha convertido en una de las prestaciones más demandadas del centro comercial.

A veces, querer mejorar nuestro aspecto no es suficiente y hace falta un pequeño empujoncito de quien más sabe del tema. La figura del personal shopper es cada vez más demandada por hombres y mujeres de toda edad y condición, y por eso, en el Centro Comercial Airesur, han decidido ofrecer este servicio de manera totalmente gratuita.

Modesto García es el gerente de Airesur y explica que la filosofía del centro comercial es la de ofrecer en la medida de lo posible "servicios estables y no sujetos a promociones", de ahí que el asesoramiento de su personal shopper se haya convertido en "un servicio más como el parking gratuito o la ludoteca también gratuita" con los que cuenta Airesur.

Tras una experiencia previa de tres semanas de duración durante el pasado año en la que se prestaron más de 900 servicios, Airesur instaló definitivamente a mediados de este mes de junio un stand para su personal shopper que no ha parado de recibir visitas en este tiempo.

Tras un exhaustivo proceso de selección, Airesur eligió a Pilar Bernal, personal shopper, bloguera y periodista que es la encargada, cuenta García, "de asesorar en imagen y belleza a todos los clientes del centro comercial que lo demanden".

Para disfrutar del servicio, la persona interesada debe pasarse por el stand - que se ha ubicado en la planta baja- y concertar una cita rellenando a su vez un formulario en el que se reflejan sus gustos, hobbies y estilo de vida "para que la personal shopper tenga un conocimiento previo antes de empezar a trabajar". El día acordado, el cliente se somete primero a un estudio de color así como a varios análisis morfológicos y faciales que determinen qué prendas, cortes y tonos les son más favorecedores. En esta primera toma de contacto se produce además una aproximación al tipo de maquillaje o peinado más adecuado para cada tipo de persona.

Según explica Modesto García, este proceso dura en torno a 30 minutos -las sesiones son de un total de 45 minutos- y a partir de ahí es decisión del cliente si quiere ser acompañado por la personal shopper a alguna tienda. "El objetivo de este servicio no es que el cliente compre sino que se sienta seguro, que aprenda a diferenciar lo que le sienta bien o no, con el fin de que la experiencia futura de compra sea positiva".

En caso de que quieran repetir experiencia, los clientes en su segunda visita dispondrán de los 45 minutos íntegros para recorrer junto a la personal shopper los distintos establecimientos del centro comercial. En este periodo han participado de esta experiencia muchos clientes en su mayoría (80%), mujeres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios