Vivir

Salir a internet: Con Pintafun, colorear es cosa de familia

Lo que comenzó siendo una solución improvisada a un problemilla de logística con sus tres hijos se ha convertido en un novedoso producto educativo y de entretenimiento. David Fernández Amezua, un ingeniero agrónomo de Bilbao de 41 años de edad, es el fundador de Pintafun, una empresa que vende en internet láminas de dibujo de gran formato para colorear y jugar en familia.

La bombilla se le encendió a David, que tras años trabajando en el sector de la construcción perdió su empleo en diciembre de 2012, una tarde cualquiera del pasado mes de febrero. Sus tres hijos se empeñaron en colorear con él y atajó la riña extendiendo sobre la mesa un rollo de papel continuo en el que dibujó formas y figuras. El experimento permitió que los cuatro pudieran pintar juntos y muy pronto amigos y conocidos comenzaron a hacerle pedidos. Fue así como David decidió poner en marcha, bajo el nombre de Pintafun, una empresa a la que pronto se sumaron como socios Juan Vallejo Llopis y Valentín Villaroel Claver y que funciona principalmente a través de la red.

Actualmente, Pintafun cuenta con seis tipos de diseños, tres en formato de papel 150x50 y tres de 100x70 centímetros, que llevan por título Ciudad, Mixto y Flores, y que proponen diferentes temáticas (y también juegos visuales) en función de la edad de los usuarios. Pintafun está orientado a todo tipo de público y cada uno de los diseños -todos creados por David- está concebido para que den respuesta a las necesidades educativas de cada franja de edad. Pero Pintafun, además de ser un juego, tiene un componente educativo y de fomento de la creatividad muy importante y por eso sus promotores están llevando a cabo contactos para su incorporación tanto a centros escolares como a dinámicas grupales para personas de la tercera edad o con algún tipo de discapacidad física o intelectual.

Aunque ya se vende en algunas tiendas físicas de Madrid, Pintafun se distribuye principalmente a través de internet y para conseguir una de sus láminas sólo hay que visitar la tienda on line. El precio de cada una de ellas es de 15,95 euros (+3,95 euros de gastos de envío) que pueden abonarse a través de transferencia bancaria, por medio del sistema Paypal o también con el uso de una tarjeta de crédito.

Para utilizar estas láminas sólo es necesario disponer de rotuladores - admite también ceras, maderas y pinturas- y muchas ganas de pasar un rato en familia. El pack incluye un tubo en el que conservar la lámina.

La andadura de Pintafun no ha hecho más que empezar. Los tres socios están iniciando contactos con diferentes cadenas de jugueterías educativas para ofrecer el producto en sus establecimientos. Asimismo, están ultimando los detalles del que será su próximo producto: el Superpintafun. Se trata de una lámina especial de entre 5 y 10 metros de largo por un metro de ancho diseñada para eventos especiales (fiestas, ludotecas...) y que muy pronto estará también a la venta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios