Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Salir al cine

Simpatía por el pirómano

  • Con 'Lo que arde', premiada en Cannes, Oliver Laxe se adentra en las montañas y bosques gallegos para contar una hermosa historia de regreso marcada por el fuego y su poder de aniquilación y fascinación. 

Con su tercera película, Oliver Laxe se confirma como una de las voces más personales y libres del último cine español. A Filmin llega el documental En busca del Óscar, retrato semi-ficcional del veterano crítico de cine Óscar Peyrou y sus singulares métodos de trabajo. En Cicus, Tres Culturas y Caixaforum prosigue su programación cinematográfica dedicada al cine coreano, la educación o el arte. 

La película de la semana: 'Lo que arde', de Oliver Laxe

Lo que arde, de Oliver Laxe, se postula ya como una de las mejores películas (españolas) del año, prolongación y depuración naturales de una trayectoria libre y extraterritorial que arrancaba en Marruecos con Todos vós sodes capitáns y se prolongaba con el western norteafricano Mimosas en la que sin duda es la mirada más singular y estimulante de ese otro cine español más reconocido en los festivales internacionales (Laxe acumula ya tres premios en Cannes) que por la propia industria que no termina de integrar estas gozosas disidencias en su modelo oficial y subvencionado.

Oliver Laxe durante el rodaje de 'Lo que arde'. Oliver Laxe durante el rodaje de 'Lo que arde'.

Oliver Laxe durante el rodaje de 'Lo que arde'.

Lo que arde se adentra en el bosque gallego (de la infancia), un bosque crepitante y fantasmal en su impresionante preámbulo, para dar cuenta de un regreso de estirpe casi fordiana, del retorno de un pirómano junto a su madre después de años de cárcel, cuerpo enigmático prestado por Amador Arias en una de esas prodigiosas transferencias que borran la huella de lo documental para ir más allá de la ficción. Amador y Benedicta retoman en silencio el tiempo perdido, un tiempo de respeto, afecto en sordina y rituales apegados al terreno, un tiempo centenario de comunión con la naturaleza, sus flujos y estaciones, su latido arcano. La trama es mínima, esquemática, mítica; la palabra justa, los gestos siempre elocuentes, los cuerpos actúan como médiums entre el tiempo y el espacio.

De fondo, siempre acechante, una dialéctica entre el progreso y el orden natural, entre el desarrollo y la destrucción, un pulso (que es también sonoro) entre la fascinación por el fuego como elemento de aniquilación pero también de purificación. Si Laxe filma los cuerpos y animales como monumentos vivientes, el bosque, los senderos, la noche, las máquinas y las llamas están filmadas como un espectáculo fascinante del que no se puede apartar la mirada. Lo que arde es mucho más que el bosque y las montañas gallegas: arde el alma arcana de un lugar sagrado convertido en refugio y campo de batalla.

Trailer Lo que arde

El regreso de Woody Allen a Nueva York

Todos deberíamos avergonzarnos de la manera en la que la industria y los medios están tratando a Woody Allen sobre la base de unas acusaciones no probadas y archivadas tiempo atrás. Vetada en Estados Unidos, Un día de lluvia en Nueva York llega con algo de retraso en su hasta regular entrega de título al año, una incursión romántica en los entresijos y la hipocresía del mundo del cine y la fama con su ciudad fetiche de nuevo como gran protagonista. 

Trailer Un día de lluvia en Nueva York

Disparen contra el crítico (y apunten entre los ojos)

Más allá de aquel memorable retrato de Alfonso Sánchez filmado por Garci, no hay apenas películas españolas sobre los críticos de cine, tipos que se pasan la vida de festival en festival, de hotel en hotel, viviendo de los tickets de comida o pegados a sus ordenadores para mandar crónicas de urgencia. Dirigido por Octavio Guerra y ya disponible en Filmin, En busca del Óscar convierte a un clásico y vieja guardia del circuito, el veterano Óscar Peyrou, argentino afincado en España y durante años Presidente de la Asociación de la Prensa Cinematográfica, en una suerte de figura trágica, trasunto ficcional de sí mismo en un desesperado (e irónico) intento por encontrar un nuevo método deductivo para la crítica que alargue su vida profesional a partir del análisis de los carteles de las películas, o sea, sin necesidad de verlas.

Dudoso procedimiento convertido en un hilarante McGuffin para este recorrido por el ocaso de una profesión que revela no pocas hipocresías y paradojas en un mundo de egos y un mercado del arte cinematográfico marcado por las a veces caprichosas y efímeras tendencias de temporada. Peyrou sale airoso de su autorretrato juguetón y melancólico y presta sus achacosos ojos a un canto de cisne por una profesión engullida hoy por su propia multiplicación y dispersión en tiempos virtuales y precarios.

Trailer En busca del Óscar

Cine, arte y educación en Fundación Tres Culturas y Caixaforum

Con motivo del Día Internacional de la Educación, la Fundación Tres Culturas dedica un pequeño ciclo cinematográfico a títulos relacionados con la educación. Si la semana pasada se proyectaba la extraordinaria La profesora de parvulario, del israelí Nadav Lapid, el turno para el martes 15 (20:30 h.) es para la cinta francesa Una razón brillante, de Yvan Attal, que aborda la relación entre un profesor de Derecho (Daniel Auteuil) y su díscola alumna de origen árabe (Camélia Jordana) en una clásica dialéctica de confrontación intercultural y generacional que arroja un mensaje tan positivo como simplista sobre la superación de barreras a golpe de esfuerzo.   

Una imagen del filme coreano 'Little forest'. Una imagen del filme coreano 'Little forest'.

Una imagen del filme coreano 'Little forest'.

Hoy mismo, en Caixaforum (19:00 h.), se proyecta el documental Vincent Van Gogh: una nueva mirada (2015), de David Bickerstaff, y el lunes 14, en Cicus (20 h.), prosigue el ciclo dedicado al nuevo cine coreano con el estreno de Little forest (2018, Lim Soon-rye).