Vivir

Trucos para ahorrar en la vuelta al cole

  • Las familias andaluzas gastarán más de 600 euros en equipamiento para el comienzo de este curso

Septiembre es un mes que muchos borrarían del calendario. Primero, porque toca dejar atrás las vacaciones y, segundo, porque el desembolso económico que se realiza es de los mayores del año. Sobre todo aquellos que tienen hijos y que durante estos días ultiman la temida vuelta al cole. El desembolso para ellos es inevitable y muchos se han echado a temblar después de haber visto el informe de previsión de gastos realizado por la Unión de Consumidores de Andalucía (UCA). Según éste, los andaluces se gastarán de media 670 euros, un 9% más que el año pasado. Por supuesto, la cifra varía en función de si el centro es público, concertado o privado. Pero, en cualquier caso, todos los progenitores buscan no alcanzar esa cifra y conseguir que el gasto en la vuelta al cole no sea demasiado cuantioso. Para ello sólo hay que saber una serie de trucos.

Teniendo en cuenta que en los centros públicos y concertados existe el cheque libro, sólo sufrirán ese gasto aquellos que tengan matriculados a sus hijos en centros privados. Pero ni el material escolar -cuadernos, lápices, estuches y mochila- ni los uniformes se conceden de manera gratuita. Para evitar gastar más de la cuenta, lo primero que hay que hacer es repasar el material de años anteriores. Por lo general, los niños no suelen gastar sus cuadernos ni sus lápices, sólo quieren estrenar material nuevo el primer día de clase. Un lavado de cara al material del año pasado y listo. Si no queda más remedio que adquirir productos nuevos, una buena idea es acudir a espacios de venta de segunda mano, ya sea una tienda física o un espacio on line. De esta forma, además de ahorrar, se estará enseñando a los niños a valorar aquello de lo que disponen.

Superado el trance del material escolar, toca comprar los uniformes, en el caso de que el centro educativo los exija. Las familias que tengan varios hijos pueden aprovechar las prendas de los mayores, para lo que se recomienda cuidarlas desde el momento de su adquisición. Si no se tienen más hijos o los uniformes de los mayores no les valen a los pequeños, muchos centros recogen los uniformes en buen estado de otros alumnos y los ceden a aquellos que los necesiten. También, inmersos en plena era Whatsapp, se puede crear un grupo entre los padres de la clase e intercambiar estas prendas o adquirirlas de segunda mano.

A estos consejos se unen los de Facua. La federación recomienda escalonar los gastos, adquiriendo primero lo que sea más necesario. También recuerda que los productos más caros no siempre son los más buenos, por lo que, además aconsejan comparar precios antes de lanzarse a comprar un determinado material. Es muy frecuente ver el mismo producto con unos euros de diferencia en otro establecimiento.

Nadie puede lograr que la vuelta al cole tenga un coste cero para ningún ciudadano pero, al llevar a la práctica estos consejos, las familias pueden ahorrarse un buena cantidad económica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios