Vivir

Entre los artesanos de la miniatura

  • l información Asociación El Soldadito de Pavía (C/ Virgen de la Cinta, 31). 954 518 066. 'www.elsoldaditodepavia.es'. Muchos son los aficionados al modelismo, una labor para la que se precisa paciencia, precisión y creatividad

Para muchos de los niños de las primeras décadas del siglo pasado su primer juguete fue una maqueta en madera de un avión, un barco o un tren. Los que nacieron a partir de los 60-70, se encontraron con que estas maquetas ya comenzaban a aparecer en otros materiales más novedosos, como el plástico. En cuanto a los más jóvenes, han sido los juegos de rol los que han alentado a una nueva generación de aficionados al modelismo. En Sevilla, son cada vez más los artesanos anónimos dedicados a construir, pintar y, en ocasiones, dar vida con un pequeño motor a réplicas de personajes u objetos reales o de la fantasía en miniatura.

Recientemente, la Asociación Miniaturista El Soldadito de Pavía organizó el I Concurso de Modelismo en Sevilla. Esta asociación, que nació en 2007, reúne en la actualidad a 56 socios. Castor Pérez es uno de sus fundadores y propietario de una tienda de modelismo, también sede de la asociación, en la calle Virgen de la Cinta: "A través de un foro por internet busqué a aficionados interesados en crear un grupo. A raíz de ahí, formamos la asociación, la única en Sevilla que abarca a todas las ramas del modelismo, ya sea estático, aviación, figuras de personajes históricos o de ficción, naval, vehículos militares, vehículos civiles...".

Entre los objetivos de esta asociación está el acercar este hobby a la ciudadanía. Para ello, en su sede, los sábados en horario de mañana y tarde, organizan talleres de iniciación al modelismo o la pintura de maquetas. Además de participar en concursos nacionales, El Soldadito de Pavía también desarrolla proyectos como el dossier de trabajo que han preparado para introducir el modelismo como clase extraescolar o el taller para personas mayores en los centros cívicos.

Mientras que en lo más jóvenes las figuras y maquetas suelen estar vinculadas con el mundo de la ficción, los mayores, cuenta Castor Pérez, "nos decantamos por la historia. Yo, por ejemplo, me inicié porque me gustaba el modelismo militar y, como no podía tener un tanque, me lo construí en miniatura. Normalmente, al aficionado al modelismo le suele gustar la historia; somos unos frikis de la historia y la cultura". Y es que el modelismo no sólo consiste en montar una maqueta, detrás de ese trabajo hay una busqueda minuciosa de información en libros, vídeos, fotografías e internet para lograr que la réplica sea lo más fiel a la realidad.

El boom de este hobby se aprecia en los últimos años en la creación de cuatro firmas sevillanas dedicada a la empresa del modelismo. "Son grupos de personas jóvenes a las que les gusta el modelado, la pintura y deciden dedicarse a esto". Un pequeño mundo construido y diseñado a mano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios