Vivir

La cara más satírica de la política

  • Una exposición recoge en 150 caricaturas la vida de la democracia española a través de sus gobernantes

La política llevada a su máxima expresión crítica o, lo que es lo mismo, los gobernantes retratados de forma audaz con el claro propósito de denunciar con altas dosis de humor lo que, normalmente, llena las portadas de los periódicos. Censuradas en tiempos pasados, hoy las caricaturas siguen moviendo mucho más que conciencias -basta con recordar las tan polémicas viñetas de Mahoma-. La caricatura, como género periodístico propio, se viste de largo estos días en el número 10 del Pasaje González Quijano en una exposición titulada Caricatocracia. Una muestra mordaz que ofrece sin tapujos las mil caras de los protagonistas de la democracia española con el fin de conocer tanto la evolución del género como la labor del ilustrador.

En esta sala, sede de la sección sindical de Comisiones Obreras del Ayuntamiento de Sevilla, se exhiben 150 trabajos de 19 autores, 10 de ellos sevillanos. La iniciativa parte de una colaboración con el sindicato en Barcelona, donde se expusieron algunas ilustraciones de autores procedentes de distintos puntos de España, que estos días se suman a las de los sevillanos.

Juan Manuel Fontanela (Font) es uno de los dibujantes que presenta su trabajo. Autor de las caricaturas de la revista sindical Contigo, donde recoge a numerosos políticos del panorama local, afirma que uno de los detalles que más le llaman la atención de esta muestra es ver cómo "han pasado los años pero los temas tratados siguen teniendo la misma vigencia". El desempleo, la corrupción, los recortes... son tan sólo algunos de los asuntos retratados en los rostros de sus protagonistas.

Desde Obama a Margaret Thatcher pasado por Merkel hasta Zoido, pocos son los gobernantes que se libran de estar presentes en esta muestra donde, ahora que se acerca la Navidad, no falta ni el belén, con Susana Díaz como mula y Rajoy como buey. El "culpable" de montar este belén es Gaspar, popular caricaturista del Pumarejo que ha retratado como pocos a todos los personajes de la política sevillana. Aquí quedan recogidas algunas de sus viñetas de las series Marianadas y Lo llaman democracia y no lo es.

Gallardón sin cabeza o un Carrillo siempre fumando son dos de las obras del ilustrador de Diario de Sevilla Daniel Rosell. El caricaturista, que emplea varias técnicas, domina la inmediatez a la perfección. Trazos, manchas y líneas que sintetizan la actualidad sin dejarse nada atrás.

Aunque la mayor aportación a la exposición es sevillana, el veterano Miguel Ángel Praticò otorga el sello internacional a este evento. Italo-argentino, aunque asentado en la ciudad desde hace décadas, Praticò hace un despliegue de la caricatura más original, la de lápiz y plumilla, y proporciona retratos de algunos de los personajes más emblemáticos de la cultura como Cela, Woody Allen, Cortázar o Goya. Todo sin olvidar su vertiente más social con viñetas de la dictadura argentina.

En el paseo por la muestran asoman diferentes técnicas, desde las más clásicas de Praticò a las más actuales. Un buen ejemplo de estas últimas es Juan Ibáñez, que afirma emplear las nuevas tecnologías para enriquecer su obra, que ya ha visto expuesta en Nueva York y Tokio. En la sala de la Alameda cuelga su portada de Kambi Bolongo, publicación en la que coordina la parte gráfica, y algunas historietas de la publicación TeVeo.

No faltan reconocidos maestros como Jaime Pandelet, que ya espera impaciente la próxima campaña electoral para dibujar "al de la coleta", y otros tantos compañeros como Gonzalo Llanes, Juan Palacios, Lombilla o Rafa Iglesias que, junto a destacados ilustradores catalanes, ponen a la actualidad política una nota de humor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios