Consejos

Diez claves para identificar una buena joya esta Navidad

  • La elección de los materiales, el estilo y la ocasión son consejos para elegir la pieza perfecta

Cuando el uso va a ser diario se recomienda elegir materiales resistentes. Cuando el uso va a ser diario se recomienda elegir materiales resistentes.

Cuando el uso va a ser diario se recomienda elegir materiales resistentes. / M. G.

La joyería es un complemento para la vida y en Navidad se convierte en uno de los regalos estrella. Por eso se recomienda asegurarse de que se ha hecho la elección adecuada. Para evitar las dudas e incertidumbre, el equipo creativo de Apodemia ha elaborado un decálogo que aplicar a la hora de adquirir una joya. El primer paso es elegir el tipo de joya que se necesita. Por ejemplo, si se buscan unos pendientes llamativos, no se recomienda un collar grande. Por regla general es mejor apostar por piezas atemporales, sencillas, que puedan usarse en casi cualquier ocasión.

Las joyas minimalistas no tienen por qué resultar aburridas y, sin embargo, pueden ayudar a resaltar cualquier estilismo. Esta regla se aplica también para la adquisición de joyas para momentos concretos como bodas o eventos sociales. En estos momentos se puede arriesgar con piezas únicas donde predomine el detalle, siempre y cuando combinen con el resto del outfit.

Una vez que se sabe el tipo de pieza que se necesita, el siguiente paso es tener en cuenta la calidad de los materiales con los que está elaborado. En el caso de la joyería, el oro es el material más empleado, y su calidad se mide en función de los quilates. Una pieza de oro puro tendrá 24 quilates.

Con los procesos de metalurgia actuales, la joyería ha dado un paso más, poniendo a disposición de los clientes un sinfín de materiales resistentes creados a base de diversas aleaciones. Sin embargo, el baño final sigue siendo esencial para garantizar la máxima duración de la pieza. Para elegir el tipo de material o baño perfecto para cada joya es importante pensar en qué momento se va a usar dicha pieza. Cuando el uso va a ser diario, se recomienda elegir materiales resistentes para evitar golpes o arañazos.

La joyería puede emplear multitud de abalorios y piedras diferentes para sus elaboraciones, por lo que la calidad de estas también debe ser tenida en cuenta. Cuando se trata de piedras preciosas estas ayudan a garantizar piezas únicas, ya que, los colores o las formas no son siempre las mismas. Sin embargo, existen circonitas y otros apliques sintéticos que, a pesar de ser artificiales, ofrecen acabados realmente asombrosos.

Los colores de las piezas, plateado, dorado o rosado también han de tenerse en cuenta a la hora de seleccionar la joya perfecta, aunque lo mejor es mantenerse fiel al estilo personal. Uno de los consejos de las asesoras de las tiendas de Apodemia es, por ejemplo, elegir tonos dorados en pieles morenas.

Toda firma tiene una manera de ver el mundo, una inspiración y un objetivo, por lo que, si acudimos a marcas que resulten afines a nuestros valores, seguramente la experiencia de compra sea mucho más completa. Otro de los consejos para elegir una pieza es apostar por firmas que desarrollen diseños únicos. Cada vez es más habitual que las marcas se inspiren en otras colecciones para elaborar las suyas propias, sin embargo, en el mundo de la joyería existen creativos que aún apuestan por ser diferenciales, por lo que buscan su inspiración en elementos de la naturaleza alejándose de los patrones establecidos por las modas. Si eliges una firma que reponga sus colecciones cada poco tiempo, la originalidad estará garantizada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios