Luis Lara, humorista

"El Comandante Lara no es ningún papel, soy yo mismo"

  • La nueva serie EnRedados se estrena con una entrevista al polifacético artista Luis Lara, "un contador de pamplinas" como él mismo se autodefine. Seguro que lo han oído

Luis Lara Ramos posa para la entrevista en el Teatro Quintero. Luis Lara Ramos posa para la entrevista en el Teatro Quintero.

Luis Lara Ramos posa para la entrevista en el Teatro Quintero. / Tomás Quifes

Prefería que la entrevista fuera en su casa o, al menos, que se sintiera como en ella. El Teatro Quintero de Sevilla fue el escenario, nunca mejor dicho, para el encuentro. Actuaba en menos de una hora, pero se le notaba tranquilo para charlar. Mi propósito era perfilar a la verdadera persona que se encontraba tras el Comandante Lara, su nombre profesional y por el que todo el mundo le reconoce. Por mucho que lo intenté me encontré en todo momento con él mismo. No hay distinciones. "El Comandante Lara soy yo, no es ningún papel ni ninguna interpretación. Así soy yo. Me gusta hacer reír al prójimo. Reír es algo en torno a lo que se construye mi día a día. Nadie ríe de pena".

"Soy gitano, de familia de artistas y saetero. Pero ahora canto menos que un grillo mojado”

Aun así, logro saber parte de su vida hasta ahora poco conocida. Hubo una época en la que era cantaor. También hacía sus pinitos en solitario con el nombre de Luis de Pacote, hijo. "Mi padre fue un aficionado descomunal al flamenco y también trabajó con el mismo nombre. Soy gitano por los cuatro costados. De familia de artistas. También soy saetero. He ganado cuatro veces el concurso de Saetas de la Peña Buena Gente, el más prestigioso en Jerez. Ahora canto menos que un grillo mojado. Pero me encanta el flamenco", comenta con orgullo.

Con 42 años y con la carrera de Periodismo casi a terminar, Luis Lara Ramos se define como un "artista multidisciplinar" al que le gustan el fútbol, Quentin Tarantino, la música negra, los contenidos de Netflix y Amazon Prime… "¡Y fan de mi novia Manuela! Y mi perro Tiramisú, que tiene toda la cara de Diego el Cigala", aclara riéndose. Era el momento de soltarle la pregunta…

–Luis, dicen que junto al negro del Whatsapp puede ser de las personas que más aparezcan en los móviles de los españoles… Eso sí, con un chiste. (Risas).

–Me parece una pasada. Es un puntazo que chistes, gags, ocurrencias y pamplinas radiofónicas, en las que tomo parte o protagonizo, rulen por teléfonos de españoles por toda la geografía mundial. Lo raro sería que yo saliera enseñando el cayetano y el negro del Whatsapp saliera contando chistes.

–Por cierto, también hablan que quien le puso el mote de Comandante Lara cobra como la SGAE derechos en todas tus actuaciones.

–Vaya guasa. (Risas). Ese seudónimo viene de nuestra primera etapa de El Pelotazo. Yo empecé a imitar al señor Alés, el que fue presidente del Sevilla FC. La voz de la parodia estaba chula y en vez de eliminarla cuando este señor dejó de estar en el candelero, pues la reciclamos y José Guerrero Yuyu se inventó un día el personaje de un piloto mollatoso al que le venía como anillo al dedo esa voz. Y así nació el Comandante Lara".

"Me ruboriza cuando me piden una foto, hace que me ponga más colorado que una vitrocerámica en el 9”

Su pasión por el periodismo o la radio le vino porque "me enamoraba la forma de narrar los partidos Gaspar Rosety. Era mi ídolo. En 1995 tuve la suerte de conocerlo en el estadio Chapín en Jerez. Cuando ese hombre me dijo, ‘Hola chaval, soy yo’, me quedé mirándolo con la cara como cuando le dan la luz larga a una liebre en una autovía y le pedí un autógrafo. Luego he tenido el placer de narrar, desde esas mismas cabinas, partidos del Xerez CD en Segunda B y Segunda División en la Ser y la Cope".

–Y en esto del humor, ¿quiénes son sus referentes?

–Yo soy de Martes y 13. Sobre todo de Millán Salcedo. Luego soy muy fan del ingenio de mi amigo y compañero de trabajo José Guerrero Yuyu, un superdotado para esto del humor absurdo y surrealista. 

-Desde hace ya varios años Luis Lara se aventuró en el mundo de los monólogos llenando salas y teatros. ¿En qué lugar más extraño ha actuado el Comandante Lara? (Risas antes de hablar)

–El sitio más insólito donde he actuado fue en un local de estos de swingers o intercambio de parejas. Fue una experiencia para la que aún no he encontrado el calificativo, pero me reí muchísimo.

–Y ahora ¿en qué proyectos anda liado?

–Estamos con tres espectáculos. El Último Duelo, con Toni Rodríguez; El Derby y El Derby, partido de vuelta, donde, además de Toni Rodríguez, también están Vicente Ruidos, Jesús Tapia y Manuel Gafotas. Un equipazo. Llevamos dos años recorriendo la geografía española y en 2019 continuaremos. Además, colaboro de lunes a viernes en El Pelotazo y El Público en Canal Sur Radio.

–La gente por la calle, además de pedirle autógrafos o una foto ¿también le piden que les cuentes un chiste? ¿Cansa eso?

–Sí, es un poco chungo. Yo no veo a un panadero por la calle y le digo "hazme una barra de pan, tío". Además, a veces te cogen en un mal momento, por lo que sea, y se llevan una idea alejada de la realidad de lo que soy o de cómo soy.

Alegre, currante, ingenioso, humilde, así podría definirse a este jerezano que ha conquistado no sólo a los grupos de Whatsapp de muchos españoles, sino el cariño del público en general. Un contador de pamplinas, como a él le gusta decir, muy tímido: "Me ruboriza cuando me piden una foto o me dicen cualquier piropo, hace que me ponga más colorado que una vitrocerámica en el nueve".

Un artista que se inspira en lo cotidiano y que sueña con presentar, algún día, su propio programa de radio o televisión.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios