Vivir

El juego de la historia en un tablero de papel

  • La que es su primera novela se adentra en la Sevilla de Pedro I El Cruel. Es en este ambiente, cargado de dualidades, donde se dibuja una historia llena de leyendas y hechos históricos reales que se cruzan con la búsqueda de identidad de su protagonista.

La de Manuel Jigato no es una novela histórica más de las muchas que copan las estanterías de las librerías. La obra de este sevillano concentra historia con leyenda, personajes reales con ficticios, amor y desamor, judaísmo y catolicismo, cábala y tarot y un sinfín de elementos enmarcados en la Sevilla de mediados del siglo XIV. Durante más de dos años, las tareas de investigación marcaron el trabajo del autor. Un tiempo que se completó con otros tantos de escritura. Tras publicar artículos en revistas y en libros filosóficos, este informático y amante de la Historia se adentró en la que es su primera novela y aún hoy no ha podido desprenderse de ella y su trama, "que engancha y en la que, incluso, llegas a cogerle manía a algún que otro personaje no demasiado honesto". Entre sus páginas no faltan Pedro I El Cruel -"al que desmitifico un poco su crueldad"- o doña María de Padilla. Así, el protagonista de la obra (Albus) se mezcla con personajes reales de la época en un ambiente convulso donde el gremio de los masones se vincula con la orden del Temple. Es en este escenario cargado de dualidades donde Albus, que se encuentra perdido, inicia un proceso para conocerse. "Se trata del juego de la vida en un tablero donde al final todos los cabos quedan atados". Tal ha sido la aceptación de la novela de Jigato que ya prepara su segunda parte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios