Vivir

Una promesa del violonchelo sevillano

  • Violonchelista Este músico atesora varios galardones en certamenes autonómicos y nacionales. Mientras sueña con pertenecer algún día a la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, amplía sus estudios con su violonchelo solista, Richard Eade

En el eterno debate de si uno nace para algo o se hace. La breve pero intensa trayectoria del joven Esteban Jiménez Suárez afirma ambas cuestiones. Podría decirse que aprendió a hablar para comunicar a sus padres su deseo de ser músico y, en concreto y sin discusión, violonchelista. Desde los tres años se le recuerda reclamando que le enseñasen a tocar el instrumento de cuerda y a los cinco comenzó su formación en la Escuela de Música Joaquín Turina con la profesora Carmen Teixeira da Silva. En apenas un lustro, su don unido a su dedicación le han hecho merecedor de varios galardones en certamenes autonómicos y nacionales, como el segundo premio que recibió en una de las citas más prestigiosas de España, el Concurso Nacional para Jóvenes Violonchelistas Jaime Dobato Benavente, celebrado en Alcañiz, en Teruel. El joven de 11 años tiene facilidad para el aprendizaje -en el colegio es un estudiante de sobresalientes- y disfruta perfeccionando sus conocimientos musicales en su tiempo libre. Aficionado al cine, la lectura y la pintura, asegura que su futuro está con un violonchelo entre las manos y en una orquesta, a ser posible la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla. Tanto la Joven Orquesta Barroca de Cádiz como la Orquesta Filarmonía de Sevilla lo han invitado como solista para uno de sus próximos conciertos. Hogaño, se forma con Richard Eade y cursa sexto de Primaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios