Vivir

El roscón de reyes: De las saturnales romanas a los Reyes Magos

  • El roscón o rosco de reyes es un dulce que ha estado siempre ligado a la fiesta

Las pastelerías se llenan estos días de personas comprando roscones de reyes

Las pastelerías se llenan estos días de personas comprando roscones de reyes / O. Barrionuevo

Hay sabores que permanecen en la memoria. Uno de los que tienen esa caractéristica es el del roscón de Reyes, ligado inseparablemente a los días previos de la noche de los Reyes Magos. Al parecer, siempre estubo ligado a las fiestas. Su origen parece estar relacionado con las saturnales romanas.  para las que se elaboraban unas tortas redondas con higos, dátiles y miel, que se repartían por igual entre los plebeyos y esclavos. Hacia el siglo III, en el interior del dulce se introducía un haba seca, y el afortunado al que le tocaba era nombrado rey de durante un corto periodo de tiempo establecido con anterioridad.

Incluso hay un poeta andalusí, Ben Quzman que en su Cancionero describe una tradición similar con una torta hallón o hallullo, una palabra que etimológicamente es la forma masculina de hallulla (del hebreo hallah) que significa torta de pan ácimo, que se come en la Pascua y que aún se utiliza en algunas zonas de Granada.

Los roscones de Reyes, como tradición está más arraigada en zonas determinadas como Navarra, Andalucía, Valencia, Cataluña. El año pasado se consumieron 30 milones de roscones en toda España.

Desde la época romana hasta la actualidad, la ilusión sigue siendo la misma. Hay muchas formas de preparar la llegada de los Reyes Magos: escribir largas cartas con deseos, convertirse en detectives intentando averiguar qué hace más ilusión a los que nos rodean, mantener zapatos limpios para que los magos de Oriente los llenen de caramelos la noche del 5 de enero, etc. De todas ellas, la más dulce es disfutar del un trozo de rosco de reyes, donde además de paladear  la fruta escarchada, la masa que huele a azahar y las pequeñas nubes de nata o trufa, está la pequeña sorpresa de saber si toca el haba o un pequeño regalo.

Con los Reyes Magos todo se vuelve juego y risa, por eso el pastel típico de estas fechas, también. Incluso tiene su canción: "Si es el haba lo encontrado este postre pagarás, mas si es la figura, coronado y rey serás". Y su pequeño disfraz: una corona dorada de papel que hace que todos podamos ser monarcas al menos una vez al año.

Aunque los regalos tradicionales han sido el haba o el pequeño detalle y la corona, hay lugares de en los que hasta se ha llegado a insertar dentro del roscón dinero en efectivo, haciendo que la sorpresa de la persona que lo recibe sea aún mayor.

Para elaborar el roscón de Reyes el principal ingrediente es el tiempo, ya que hay que dejarlo fermentar. En cuanto a su elaboración, si bien existe un elemento común como son la nata, la masa de pan dulce o la fruta escarchada, las variaciones también han llegado a este dulce.

Los hay para todos los gustos. El de nata y el que va sin relleno siguen siendo de los más demandados, aunque van ganando terreno otros como el roscón glaseado, de tiramisú, de Pedro Ximénez, de chantilly, de trufa, de chocolate, de nata y fresas o de crema.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios