Rompiendo barreras

Más de 100 kilómetros del Camino de Santiago sin ver ni oír

  • Cristian, sordociego residente del centro Santa Ángela de la Cruz de Salteras, irá desde Vigo a Santiago en un triciclo tándem acompañado de un mediador de Apascide.

Cristian, el sordociego, comprando material deportivo Cristian, el sordociego, comprando material deportivo

Cristian, el sordociego, comprando material deportivo / Apascide

Comentarios 1

No existe la discapacidad, sino las ganas de romper barreras. Cristian, un joven sordociego residente en el Centro Santa Ángela de la Cruz de Salteras (Sevilla), recorrerá este fin de semana en bicicleta más de 100 kilómetros del Camino de Santiago, desde la localidad pontevedresa de Vigo hasta Santiago de Compostela.

Este joven realizará este recorrido, parte del Camino de Santiago Portugués, a lomos de un Copilot -un triciclo tándem- junto a un mediador de la Asociación Española de Familias de Personas con Sordoceguera (Apascide), entidad sin ánimo de lucro a la que pertenece el Centro Santa Ángela de la Cruz, "primero y único de España especializado en atender a jóvenes y adultos con sordoceguera", según informan desde la propia asociación en un comunicado.

Por su parte, el proyecto Discamino de Santiago aportará el triciclo tándem y acompañará a Cristian en su periplo. Se trata de un proyecto que hace accesible la ruta jacobea a las personas con diversidad funcional, "ayudando a todo el que lo necesite a cumplir su sueño de llegar a Santiago, disfrutando como uno más de todo lo que la peregrinación ofrece".

El recorrido de este joven contempla tres etapas, entre Vigo y Pontevedra el viernes día 19; desde Pontevedra a Valga, el sábado día 20, y, el domingo, entre Valga y Santiago de Compostela.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios