La Gerencia redobla la presión contra las publicidades ilegales junto a la Catedral

  • Los inspectores sancionan a los negocios con toldos, rótulos y pantallas led que no se ajustan a la licencia concedida o cuya legalización no permite la ordenanza al afear el entorno histórico

Toldos estridentes junto a la Catedral. Toldos estridentes junto a la Catedral.

Toldos estridentes junto a la Catedral. / José Ángel García

Comentarios 5

Nueva cruzada contra los rótulos publicitarios que afean las zonas más turísticas de Sevilla. Paredes cubiertas de vinilos y paneles para promocionar los productos, ventanas repletas de reclamos, rótulos con luces led frente a la Catedral y el Archivo de Indias, muros pintados con colores poco adecuados o toldos que desmerecen a edificios históricos. La Gerencia de Urbanismo ha ordenado la retirada de varias publicidades colocadas en negocios de las calles y plazas más concurridas de la ciudad al incumplir la ordenanza municipal o no poder ser legalizables. Además de esas infracciones detectadas, los inspectores han abierto tres expedientes a los propietarios de los establecimientos que incumplieron sanciones disciplinarias similares hace unas semanas.

Las últimas órdenes de suspensión de los técnicos de la Gerencia fueron contra un toldo con publicidad y tres rótulos de un negocio ubicado en el número 5 de la Plaza de la Gavidia; un toldo con publicidad frente a la Puerta de San Miguel; un toldo publicitario, una pantalla led y cuatro rótulos de colores frente a la puerta principal del Archivo de Indias; y un toldo con publicidad y dos pantallas led en el 2 de la calle Federico Sánchez Bedoya. Todas estas órdenes de retirada de rótulos se emiten al tratarse de elementos publicitarios que no se ajustan a la licencia concedida o simplemente no son legalizables según la ordenanza municipal de publicidad, al margen de la contaminación visual que producen en estos espacios del centro histórico extremadamente sensibles y en entornos de Bienes de Interés Cultural (BIC). Después del verano, Urbanismo expedientó a más de 40 establecimientos de la Plaza de la Campana, la Avenida de la Constitución y la calle San Fernando que contaban con toldos, letreros o luminosos que incumplían la ordenanza municipal de publicidad.

Los técnicos elaboran unas normas para homogeneizar el paisaje urbano

La Gerencia ha impuesto también una serie de multas coercitivas para los casos de otras instalaciones publicitarias que han sido anteriormente objeto de órdenes de suspensión de su uso sin que se hayan acatado estas. Uno de los últimos ejemplos en la zona es la pantalla de publicidad estridente -con contenido que varía para captar la atención de los viandantes- que desluce la estética de la calle Santo Tomás sin que la primera multa impuesta lograse la retirada de la totalidad del foco de contaminación del paisaje urbano. Esa primera sanción impuesta fue de 600 euros, tras la cual "se restituyó" parte de la alteración provocada, pero no la globalidad. Por este motivo se tramitó una segunda multa coercitiva con la finalidad de que "sea restituida la legalidad". Urbanismo advirtió que si el titular del inmueble no procede a cumplir las disposiciones, el Ayuntamiento actuará de forma subsidiaria y procederá a pasarle los gastos de la maniobra a la propiedad. Hay ejemplos más recientes en la ciudad. En concreto, un local de la calle Martín Villa número 5 (al que se impone segunda multa coercitiva); la finca número 8 de la calle Potro (tercera multa coercitiva); y otra en el 1 de la calle Conde de Osborne, que recibe su séptima multa coercitiva.

Los técnicos de la Gerencia se encuentran elaborando unas normas para homogeneizar el paisaje urbano con la clara intención de combatir la vulgarización de las calles del casco histórico. A los empresarios se les ha propuesto la estandarización de los rótulos publicitarios y carteles. Para esta homogenización el Ayuntamiento creará una línea de ayuda que subvencione una parte del coste que tendrá para los dueños de los negocios la sustitución de la publicidad bajos los criterios que establezca la normativa. Urbanismo inició el pasado mes de abril una campaña de seis meses de información y sensibilización con los dueños de los establecimientos de las zonas más turísticas de la ciudad con el objetivo de revalorizar el paisaje urbano del conjunto histórico ante la proliferación de elementos publicitarios sin licencia o fuera de la ordenanza. En los casos en los que ha transcurrido el plazo voluntario sin que los propietarios de los negocios legalicen su publicidad, los técnicos han iniciado actuaciones disciplinarias o incluso la ejecución subsidiaria. La ley de ordenación urbanística de Andalucía establece sanciones que oscilan entre los 3.000 y los 6.000 euros. Un análisis expuso que el 77,6% de la publicidad de estas tres zonas no es legalizable de acuerdo con los criterios recogidos en la normativa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios