justicia · el plan de urgencia para las cláusulas suelo

Un juzgado 'fantasma' para las cláusulas suelo que colapsará aún más la Justicia

  • Los jueces denuncian que la entrada en funcionamiento de un juzgado sin medios materiales ni personales impedirá dar una respuesta adecuada a la avalancha de demandas contra los bancos.

Comentarios 1

Sevilla puso este jueves en funcionamiento un auténtico juzgado fantasma, con un juez en prácticas, pero sin secretario judicial ni funcionarios ni lo que es más importante, ni sede física. Y todo ello dentro de un plan de urgencia impulsado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para agilizar la avalancha de demandas previstas para reclamar los importes cobrados de más con las cláusulas suelos. Un plan que sólo ha encontrado detractores y que para los jueces está "abocado al fracaso" y colapsará aún más los juzgados de Primera Instancia.

Las cuatro asociaciones judiciales, los colegios de abogados y procuradores, los letrados de la Administración de Justicia y los funcionarios judiciales coincidieron este jueves del CGPJ para especializar un juzgado de Primera Instancia que se encargará de la previsible avalancha de litigios por las cláusulas suelo tras la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y que se estima que sólo en la provincia de Sevilla podrían rondar las 7.000 u 8.000 demandas.

El juez decano de Sevilla, Francisco Guerrero, arropado por la práctica totalidad de los jueces de Primera Instancia de Sevilla, así como por los decanos de los colegios de abogados y procuradores, José Joaquín Gallardo e Isabel Escartín, respectivamente, además de secretarios y funcionarios judiciales, fue el encargado de leer en la sede judicial del edificio Viapol el comunicado conjunto elaborado por las cuatro asociaciones judiciales: Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Jueces para la Democracia (JpD), Francisco de Vitoria y Foro Judicial Independiente (FJI).

En ese comunicado, los jueces aseguran que tienen la "plena seguridad" de que la medida adoptada, en la forma en la que se ha implantado, está "abocada al fracaso". Así, explican que se pretende centralizar en un solo órgano judicial el conocimiento de todos los procedimientos judiciales, sin dotar simultáneamente al mismo de los medios personales y materiales necesarios, lo que se suma a la "ya precaria situación en la que se encuentran los órganos judiciales afectados".

Por ello, las asociaciones de jueces, los letrados de la administración de Justicia -antes llamados secretarios-, los colegios de abogados y de procuradores, y los funcionarios judiciales, están "convencidos" de que el plan de urgencia del Consejo provocará de facto el "colapso de los correspondientes juzgados, implicando un evidente retraso en la tramitación de este tipo de procedimientos, no pudiendo sino garantizar nuestro máximo compromiso con el desempeño de nuestro trabajo y nuestra función como jueces, en defensa de la garantía de la tutela judicial efectiva de todos los ciudadanos, aún con el pleno convencimiento de que la medida adoptada por el CGPJ, no va a producir el efecto pretendido".

Para los jueces tampoco es "asumible" que el conocimiento de estas demandas por las cláusulas suelo, ya sea mediante medidas de refuerzo o creando juzgados de bis, recaiga principalmente en los "jueces de la última promoción, quienes se encuentran en la culminación de su formación como integrantes de la carrera judicial".

El plan de urgencia de las cláusulas suelo, que formalmente entró este jueves en vigor, nace únicamente con la juez en prácticas que reforzará al juzgado de Primera Instancia número 10 de Sevilla, que se especializará en las demandas de las cláusulas suelo, pero no se sabe nada del nombramiento de los siete nuevos funcionarios necesarios -dos gestores, cuatro del cuerpo de tramitación y uno de auxilio-, ni tampoco de los medios materiales necesarios para su puesta en marcha, porque también hacen falta nuevas salas de vista.

El decano de los jueces, Francisco Guerrero, explicó que por ahora no está claro si el juzgado de Primera Instancia número 10 asumirá la competencia o se encargará un juzgado bis, pero en cualquier caso dijo respecto a los tiempos de respuesta para estas demandas de cláusulas suelo que habrá que esperar hasta el mes de septiembre para que se produzcan "las primeras comparecencias".

Los jueces critican que "con este desconcierto no se puede atender a los ciudadanos"

El magistrado añadió que no se puede trabajar en esta situación, porque "el desconcierto es evidente" y lamentó que con este plan los jueces "no podrán otorgar la tutela judicial efectiva" a los ciudadanos en el plazo adecuado, de ahí que hayan informado para que los ciudadanos "tomen conocimiento" de la situación. "Con este desconcierto no se puede atender a los ciudadanos", insistió Guerrero, que este jueves mismo se reunió con los representantes de la Consejería de Justicia e Interior de la Junta y espera que por lo menos se empiece con un refuerzo mínimo de tres funcionarios, después de que las comunidades autónomas que tienen transferidas las competencias en materia de Justicia se comprometieran con el CGPJ y el Ministerio a colaborar con este plan.

El decano criticó igualmente que tampoco dispongan de una sede física de este nuevo juzgado para remitir las demandas que vayan llegando, aunque por el momento debe estudiar cómo se producirá el reparto de los litigios relacionados con las cláusulas suelo.

Ninguno de los 22 jueces de Primera Instancia de Sevilla se ofreció en su momento voluntario para cumplir el plan de urgencia propuesto por el CGPJ. La junta de jueces de Primera Instancia de Sevilla alcanzó en febrero pasado un acuerdo en el que solicitó la retirada de la propuesta del máximo órgano de gobierno de los jueces, que tildaron de "descabellada, oportunista y peligrosa" y que, a su juicio, colapsará aún más la jurisdicción Civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios