temporal

400 incidencias en cinco horas

  • El fuerte viento dejó dos heridos en la capital por la caída de árboles de gran tamaño.

  • Se cortó la circulación del tranvía ante el riesgo de que una palmera se viniera abajo.

Dos heridos y más de 400 incidencias. Se trata del balance que dejó este lunes el temporal de lluvia y viento que azota Sevilla desde la semana pasada. En menos de cinco horas numerosos árboles -muchos de ellos de gran tamaño- se vinieron abajo por el fuerte aire que sopló en las horas centrales de la mañana y el mediodía. El tráfico se vio afectado en algunos puntos de la ciudad por tales incidencias, como en la calle San Fernando, donde se cortó el tránsito del tranvía ante el riesgo de que se cayera una palmera de los Jardines de Murillo.

Los efectos de la borrasca Emma aún se dejan sentir en Sevilla y su provincia. Tras las lluvias intensas de la semana pasada, el fuerte viento fue protagonista en la jornada de ayer, principalmente a media mañana, cuando se registraron rachas de hasta 70 kilómetros por hora. Un vendaval que continuó hasta las cinco de la tarde y que dejó tras de sí un paisaje bastante dantesco en lugares donde predominan el arbolado y las zonas verdes.

Ante estas condiciones meteorológicas, el Ayuntamiento hispalense activó el plan de emergencias en fase de preemergencias, por lo que fueron clausurados todos los parques de la ciudad. En total, durante las cinco horas en las que se registraron las mayores rachas de viento, se produjeron más de 400 incidencias, según informaron fuentes municipales. Dos personas resultaron heridas en la capital andaluza. Una, en la Avenida de la Paz, en el Distrito Sur, que requirió de atención sanitaria por el impacto de la rama de un árbol y otra en la Avenida de la Palmera, cuando circulaba en moto y se cayó un pino de considerable volumen.

Ésta fue una de las principales incidencias del día, en el que la Agencia Estatal de Meteorología mantuvo activado el aviso amarillo por fuertes vientos. El árbol caído en la Avenida de la Palmera obligó a la Policía Local a intervenir en el tráfico, mientras actuaban los Bomberos. A esa hora también se vino abajo una palmera de gran altura en Los Remedios, en concreto, en la calle Virgen de Luján. Episodios similares se vivieron en la Plaza Riofrío, cerca de la Ronda de los Tejares, y en las inmediaciones del centro comercial Los Arcos. Los bomberos también actuaron en la Plaza del Museo, saneando la zona alta de uno de los dos ejemplares de Ficus macrophylla que presentaba varias ramas rotas a causa del viento. 

El Metrocentro se vio afectado por este temporal, ya que su circulación quedó cortada por el riesgo de caída de una inmensa palmera de los Jardines de Murillo, que tuvo que ser asegurada por los bomberos para que no se viniera abajo. De igual modo, hubo que intervenir en el barrio del Porvenir para sanear la cornisa de un edificio que a punto estuvo de desprenderse por las rachas de viento, que no amainó hasta bien entrada la tarde.

El dispositivo municipal que se puso en marcha el lunes para la fase de preemergencias estaba dividido en 22 cuadrillas y lo conformaban 75 personas. En él colaboraban Policía Local, Protección Civil, Bomberos, Cecop, Lipasam Movilidad, Alumbrado Público y Parques y Jardines, todos ellos en coordinación con el Servicio de Emergencias 112.

En la provincia, el viento provocó numerosas incidencias en la cornisa del Aljarafe y en la comarca de los Alcores. La caída de un pino en Mairena del Aljarafe dejó herida a una mujer. 

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios