sevilla fc

Ahora sí, con brío y dinero al mercado

  • El maná de la Champions ofrece el colchón para reforzar la plantilla con calidad: Arana y el delantero

Arana intenta impedir el avance de Lino en el Brasil-Ecuador del pasado Sudamericano sub 20. Arana intenta impedir el avance de Lino en el Brasil-Ecuador del pasado Sudamericano sub 20.

Arana intenta impedir el avance de Lino en el Brasil-Ecuador del pasado Sudamericano sub 20. / jose jacome / efe

Comentarios 1

Tras respirar hondo con el pitido de William Collum tras unos angustiosos minutos previos a la certificación del maná de la Liga de Campeones, la cúpula ejecutiva del Sevilla se puso inmediatamente a trabajar para terminar de rematar la plantilla. Aún les queda tarea a José Castro, José María Cruz y Óscar Arias, porque no es fácil mejorar un grupo de jugadores que está al límite de los parámetros permitidos para la lista A de la Liga de Campeones, que tendrá que ofrecer el Sevilla a partir del 1 de septiembre una vez se cierre la ventana de transferencias de verano. La apuesta por la calidad será la premisa, con un nombre propio en el foco, el del lateral Guilherme Arana. También está pujando con mucha fuerza por un delantero. Con Jovetic ahí, hay más alternativas.

Lo de Arana va por buen camino, aunque su llegada obligaría a deshacerse de una de las tres fichas de extracomunitario (Ganso, Montoya y Muriel). Después de que el Sevilla lo desechara ante su elevadísimo precio y tentara muchas otras opciones de forma estéril, el comité ejecutivo ha dado luz verde para intentar llegar a un acuerdo con el Corinthians y con su agencia de representación, que comparten los derechos económicos del jugador. Tras la reapertura de las negociaciones, adelantada por este diario, en Brasil ya están elucubrando con el tiempo que tardarán las partes en llevar el acuerdo a buen puerto. Aunque es una operación complicada que puede ralentizarse una vez iniciada.

La negociación por Arana no es la única tarea en la que está metida la cúpula ejecutiva del club. A menos de diez días para el cierre del mercado, el Sevilla está rastreando con mimo las opciones que ofrece para firmar a un delantero de alto nivel, un futbolista que de verdad mejore una plantilla que ya rezuma bastante calidad. El entrenador definió el perfil deseado el lunes: "Un delantero potente, que marque, que marque pases, que tenga profundidad...", aseguró, alejando un tanto el retrato robot del futbolista por el que han venido suspirando muchos sevillistas, Stevan Jovetic.

El montenegrino sigue siendo una de las opciones definidas, pese a ese juego al despiste del técnico argentino. Pero hay más en la lista. El elevado precio de ficha y traspaso de Jovetic ya significaría un esfuerzo muy importante. Pero no es descartable que el club dé otra vuelta de tuerca más para brindarle al técnico argentino ese u otro jugador que garantice gol y mejores prestaciones para lo que necesita el equipo. La idea, sea quien sea el elegido, es satisfacer la exigencia de la afición, dar otro empujoncito de ilusión...

Con Arana ha sido fundamental el deseo del jugador. El lateral izquierdo de 20 años es una pieza cotizada en el mercado, pero ya ha trasladado a su agencia de representación que el destino ideal para irrumpir con proyección y fuerza en Europa es el Sevilla. Y también ha sido clave la rebaja de su precio inicial, que partía de unos 20 millones de euros inalcanzables. El club tentó a Masina y se encontró que el Bolonia pedía unos 10 millones. En la tesitura de pagar esa cantidad ha preferido intentarlo con la gran promesa brasileña por un coste algo superior, sobre 12. El maná de la Champions, que el curso pasado dejó en caja algo más de 30 millones de euros hasta la eliminación en octavos, permite ese colchón para invertir con brío en calidad, sin más cautela.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios