Berizzo sigue "presente" en el día a día

  • El entrenador, operado de forma satisfactoria de su dolencia, continuará guiando todas las decisiones de su sustituto, Ernesto Marcucci.

  • "Va a priorizar el trabajo a su salud", afirma el técnico interino.

No ha cambiado nada en el estamento de técnicos del primer equipo. Eduardo Berizzo fue operado este martes de forma satisfatoria del adenocarcinoma de próstata que le fue detectado y todo debe transcurrir con normalidad a partir de ahora, con las lógicas modificaciones que temporalmente va a causar la baja del máximo responsable del cuerpo técnico.

El club informó a través de una nota que la operación a la que fue sometido el técnico se desarrolló sin problemas y que, como es normal, deberá estar unos días de baja, tiempo en el que lo suplirá, como ya anunció el lunes, su ayudante Ernesto Marcucci. Berizzo fue operado en una clínica sevillana por espacio de varias horas con resultado favorable, aunque el tiempo de baja dependerá, como es lógico y natural, de su evolución en el postoperatorio.

Mientras, quien toma las riendas, Marcucci, quiso darle, si cabe, más normalidad a la situación y a su interinidad. El técnico también argentino puso por delante que él seguirá siendo el segundo entrenador, que no le agrada la idea de ponerse al frente de la nave sevillista "en estas circunstancias" y que Berizzo continuará presente y que seguirá teniendo el protagonismo en la toma de decisiones.

Primero agradeció al club y a José Castro, sentado a su derecha en su primera rueda de prensa, su confianza en una situación atípica y que afecta a "un amigo". Marcucci, que acompañó al presidente y a una representación de la plantilla al Hospital de los Niños de San Juan de Dios de Alcalá, se expresó con naturalidad en la víspera del duelo copero ante el Cartagena, que servirá de estreno al frente del equipo, aunque ya dirigió al Sevilla en Moscú ante el Spartak por la sanción que le impuso la UEFA a Berizzo tras su expulsión en Liverpool.

"Eduardo estará involucrado de forma diaria y esto hay que tomarlo de la forma más natural. Se han dado unas circunstancias en las que no me hubiera gustado estar, sobre todo por lo que le está pasando a un amigo", indicó el técnico argentino nacido, como Berizzo, en Cruz Azul (Córdoba).

Eduardo Marcucci, sonriente, durante su primera sesión al frente del equipo por la ausencia de Eduardo Berizzo. Eduardo Marcucci, sonriente, durante su primera sesión al frente del equipo por la ausencia de Eduardo Berizzo.

Eduardo Marcucci, sonriente, durante su primera sesión al frente del equipo por la ausencia de Eduardo Berizzo. / víctor rodríguez

"Asombra su entereza, nos da energía, antes de entrenar este miércoles ya me habló de lo que íbamos a hacer, aunque estaba todo hablado… Es un ejemplo para todos los que estamos al lado suyo. Eduardo es un hombre de trabajo, que va a priorizar el trabajo sobre su salud. Él ya lo ha demostrado y lo seguirá haciendo. Los demás trataremos de seguir su ritmo", añadió el ayudante del Toto, que también se refirió a la plantilla y su papel a partir de ahora: "La capacidad de estos jugadores, su entereza, la profesionalidad…, lo han demostrado. Este miércoles han empezado a demostrarlo y lo van a hacer todos los días que esté Eduardo fuera".

Personalmente, Marcucci confesó que ponerse al frente de un equipo como el Sevilla "es un reto inesperado", pero advirtió que no quiere protagonismos. "Es inesperado sobre todo por las circunstancias. Si en algún lugar hoy no quisiera estar, es aquí. Soy un compañero más, un segundo entrenador que está al lado de un amigo".

El club explicó en una escueta nota que la operación se desarrolló de forma favorable

El técnico, abogado de profesión y que dejó de ejercer la abogacía cuando Berizzo lo reclamó para su estreno como primer entrenador en Estudiantes de La Plata, no quiso contar su historia y simplemente se definió como un apasionado del fútbol. "Ya lo han dicho ustedes, soy un hombre obsesivo por el fútbol, me lo ha inculcado él. Mucho menos inteligente y mucho menos capaz que Eduardo. Tenemos alguna que otra pelea, alguna discusión…, pero todo lo que he hecho en el fútbol lo aprendí con él. No hay una sustitución".Ya más enfocado al fútbol, Marcucci se refirió al partido de esta tarde ante el Cartagena, un duelo en el que el objetivo es impedir que sean necesarios esfuerzos que luego puedan perjudica o que influya para que aparezca alguna lesión. "La idea es volver a ser intensos, hacer un gran partido, inculcar a los jugadores que esto no está terminado. Sería un error si lo pensáramos. Hacerles ver que vienen después más partidos y que hay que estar todos".

También se refirió al peor rendimiento del equipo en las primeras partes. "La idea es que no nos hagan sufrir tanto, entrar concentrados, que no hayan circunstancias que nos hagan salir con esa épica. Tenemos que corregir esos errores para que cada 45 minutos no tengamos de hablar de remontada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios