N'Zonzi 'está' en Maribor

  • Las inoportunas declaraciones del francés se cuelan en la intención de centrarlo todo en el partido

  • Castro asegura su máximo respeto a la decisión de Berizzo

La figura del ausente Steven N'Zonzi se hizo muy presente en Maribor con las declaraciones del futbolista a la revista France Football. Mientras el resto de los actores, empezando por el presidente, José Castro, andaban empeñados en centrar la atención en el trascendental partido contra el campeón esloveno, que dirimirá si el Sevilla está en el bombo de los octavos de final de la Liga de Campeones, el jugador prefirió tirar hacia sus propios intereses, una vez más, y torpedear al colectivo.

Más o menos, en lo inoportuno, como ya hiciera el día en el que se hacía público que su entrenador, Eduardo Berizzo, padecía un cáncer de próstata y se marchaba del vestuario sin siquiera apoyar a sus compañeros. Pero N'Zonzi consideraba que era el momento para expresar sus opiniones y ayer se explayaba con el semanario de su país natal.

El presidente insistió en que era reversible antes de que el galo pidiera salir en eneroLa entrevista en 'France Football' es cruda y critica desde Berizzo a Óscar Arias

Desde Londres, adonde ha viajado con permiso del club para ver a su hijo ya que, por cuarta ocasión consecutiva, ha quedado fuera de la convocatoria del equipo para un partido oficial. "Espero que el equipo se clasifique en la Liga de Campeones y que tenga buena suerte en el futuro, pero yo no formaré parte de esa aventura", dijo en la amplia entrevista a France Football en la que expone sus quejas contra el Sevilla, del que se ve ya fuera. "Mi futuro está en otro sitio, sólo hay que esperar que pase diciembre y todo acabará", apuntaba.

"Lo que me duele es la forma en la que se va a acabar todo", añadía el jugador para reconocer que fue en el descanso del Liverpool cuando estalló su desencuentro con Eduardo Berizzo, previo a sus actos de indisciplina: ausentarse del estadio con el Sevilla jugando y no presentarse a entrenar a la mañana siguiente. "El entrenador me señaló con el dedo. No lo culpo, no estoy aquí para hablar de él, pero sus palabras me han afectado. Desde entonces, algo se ha roto en mí, y en mi casa también. No repetiré lo que me dijo, pero luego, públicamente, dijo que en el futuro sólo contaría con jugadores que tuvieran su visión del fútbol. ¿Qué quiere decir eso? Ya sea en 4-3-3, 3-5-2 o en cualquier otro esquema, un jugador debe adaptarse a lo que exige su entrenador, y yo siempre lo he hecho. Siempre hice el trabajo, lo encontré injusto", explica. Y añade que siguió "siendo profesional" pese a ello, porque le "debe mucho al Sevilla". Pero matiza: "Sin ser pretencioso, conmigo sólo perdimos dos partidos, contra el Barça y el Atlético. Las cosas iban bien".

Las palabras de N'Zonzi se hacían públicas después de un discurso bastante conciliador por parte del presidente de la entidad, José Castro, quien prefirió centrarse exclusivamente en el duelo contra el Maribor y no echarle más leña al incendio montado. "La situación de N'Zonzi es una cuestión técnica, como ya se han encargado de decir los propios técnicos, a los que hay que respetar y dar su sitio. Ha viajado a Londres con permiso del club para ver a su hijo. Todas las decisiones técnicas siempre pueden ser reversibles", consideró, lógicamente, antes de conocer las declaraciones del gigante a France Football.

"Lo que me molesta es la forma en la que se produce. Nunca antes había sido así con un entrenador. Nunca tuve ese tipo de problema", añadía el jugador, que ve como única solución una salida en enero. "Queda poco para que pase diciembre. Es mejor que mi etapa en el Sevilla se detenga entonces".

En ese sentido, sin embargo, ya había realizado un matiz importante un Castro que no está dispuesto, ni muchísimo menos, a regalar al francés y considera que lo fundamental será que lleguen ofertas por el futbolista, algo que aún no se barrunta. "En estos momentos no hay ninguna oferta por N'Zonzi; si la hubiera, ya la veríamos. Cómo voy a hablar de cláusula o importe si no hay ninguna oferta", puntualizaba antes de reiterar que nada es inamovible en el fútbol.

En el incendio, N'Zonzi incluso atiza a la figura de Óscar Arias por omisión cuando mete por medio a su antecesor en el cargo: "Con Monchi esto se habría solucionado en dos días. La dirección deportiva ha hecho un buen trabajo para hacer un equipo muy competitivo, pero la salida de Monchi este verano ha cambiado algunas cosas. Sobre todo conmigo. El asunto con el entrenador se habría solucionado con Monchi en dos días", sostiene con crudeza el francés.

En las otras dos ruedas de prensa oficiales realizadas en Maribor también hubo tiempo para un N'Zonzi muy presente en la ciudad eslovena. Y no hay más que leer entre líneas en las palabras de Banega para ver la consideración que le tienen al futbolista sus propios compañeros. "Es una situación delicada para el club, no me voy a meter en problemas que no son míos, a mí no me incumbe, prefiero dejarlo ahí y que lo arreglen los demás", respondía el centrocampista argentino cuando fue cuestionado sin ningún tipo de apoyo hacia su compañero.

Y, por último, una nueva valoración del cuerpo técnico para cerrar. Turno esta vez para Ernesto Marcucci. "Ya lo hemos dicho en cada una de las comparecencias, en las que se me han preguntado lo mismo. Es una decisión técnica y hablarán los que tengan que hablar. Yo no soy el indicado para ello. Steven está fuera de la lista por una decisión técnica y nada más", zanjó el segundo entrenador para insistir en su visión de la situación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios