El Sevilla expedienta a 198 abonados por alquilar sus carnés a aficionados del Spartak

  • El club lo considera una "infracción grave" de la normativa interna debido a los "problemas de seguridad".

Los espectadores del Spartak animan en las gradas de su estadio. Los espectadores del Spartak animan en las gradas de su estadio.

Los espectadores del Spartak animan en las gradas de su estadio. / EFE

El Sevilla ha abierto expedientes a 198 abonados por un presunto uso indebido de sus títulos de acceso al estadio, tanto carnés como entradas que habían adquirido a la mitad de su precio, con motivo de su último partido de la Liga de Campeones, ante el Spartak Moscú el pasado 1 de noviembre.

Estos expedientes, por "infracción grave" de la normativa interna debido a los "problemas de seguridad" ocasionados, pueden desembocar en sanciones como la retirada de la condición de abonado de forma temporal o de forma indefinida, anunció este jueves el club.

Según el Sevilla, que ya informó un día antes del encuentro que había expedientado a cinco socios por ese motivo, sus servicios de seguridad retiraron 198 títulos de acceso, sobre todo entradas promocionadas, pero también algunos abonos, que habían sido revendidos en los accesos al estadio Ramón Sánchez Pizjuán.

En su comunicado, la entidad sevillista también agradece "a la mayoría de sus abonados su paciencia y comportamiento en el citado partido" al evitar, "en lo posible, cualquier incidente" y reitera que va a mantener "una política de tolerancia cero con la reventa y el uso fraudulento" de los carnés por parte de sus socios.

Por ello, el club asegura que ante el partido del próximo martes contra el Liverpool inglés, de la quinta jornada de la 'Champions', volverá a "redoblar esfuerzos" en esta materia para evitar y sancionar ese tipo de prácticas en el caso de que se produzcan.

En el choque frente al Spartak, varios cientos de aficionados del equipo ruso que habían viajado sin entrada a Sevilla se concentraron en los aledaños del estadio del Sevilla, donde fueron controlados por un despliegue de la Policía Nacional y se vivieron algunos momentos de tensión.

El mismo día de ese partido, en el centro de la ciudad, agentes policiales retiraron seis abonos del club por "uso indebido", al haber sido vendidos o cedidos por sus titulares supuestamente a seguidores rusos.

Estos cientos de hinchas del Spartak viajaron a la capital hispalense sin entrada después de que la Comisión de Control y Disciplina de la UEFA prohibiera al Spartak la venta de localidades a sus aficionados para este partido, por los incidentes ocurridos el 13 de septiembre en el campo del Maribor esloveno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios