sevilla f.c.

Solidez en busca del inicio récord

  • El Sevilla ansía una marca inédita en su estreno en el Wanda tras haber encajado un gol en cinco partidos

Eduardo Berizzo corre entre los dos porteros del Sevilla, David Soria y Sergio Rico. Eduardo Berizzo corre entre los dos porteros del Sevilla, David Soria y Sergio Rico.

Eduardo Berizzo corre entre los dos porteros del Sevilla, David Soria y Sergio Rico. / juan carlos vázquez

Comentarios 1

En todas las grandes ligas de Europa, sólo el Borussia Dortmund es más sólido que este Sevilla de Eduardo Berizzo que gusta más por los resultados que por la forma. El equipo alemán no ha encajado ni un gol en las cinco jornadas de la Bundesliga. Sergio Rico, en cambio, sí ha tenido que recoger el balón de las mallas una vez, ante el Espanyol después de relevar al lesionado David Soria. Leo Baptistao fue el osado. Aquel gol privó de un pleno de victorias del equipo de Berizzo, que tras el empate liguero inicial, en aquel partido emparedado en el muy influyente play off de la Liga de Campeones, ha sumado cuatro victorias consecutivas, con la portería a cero.

El fútbol, tantas veces alimentado de tópicos, es un rodillo contra los prejuicios y los lugares comunes. Berizzo llegó a Sevilla con vitola de entrenador ofensivo y resulta que pone nerviosos a algunos aficionados sevillistas por ser un técnico extremadamente meticuloso en lo táctico y lo estratégico, más encorsetado en cuanto a su dibujo y su reparto de responsabilidades, las famosas rotaciones, de lo que pudiera parecer desde la distancia. Vigo está tan lejos... Pero los resultados, sobre la base de la trabajada solidez, apaciguan de momento todos los debates sobre el estilo de juego y la elección de piezas. Ante Las Palmas, el Sevilla sumó su cuarto triunfo consecutivo y con él mantuvo la segunda posición, con 13 puntos. Es una marca considerable.

De esta forma, mantiene el tren de récord en el arranque liguero, privilegio que sigue compartiendo con el Sevilla de Emery de la temporada 14-15, el de Max Merkel de la 70-71, y el de Pepe Brand y su delantera Stuka de la 40-41. Con ellos comparte los cuatro triunfos y un empate en el comienzo de la Liga. Y ahora se asoma a la opción de lograr un récord único, inédito en la historia del club: sumar un quinto triunfo seguido para alcanzar 16 puntos en los seis primeros partidos ligueros. No será fácil, nada fácil, pues tendría que vencer al Atlético de Madrid en su flamante estadio Wanda Metropolitano. Un listón muy alto para un Sevilla que aspira a las cotas más elevadas.

El Sevilla de Jiménez de la campaña 09-10 continúa ostentando el mejor arranque en la seis primeras jornadas: 15 puntos gracias a cinco triunfos y una derrota. Está igualado en esta marca con el Sevilla de O'Connell de la 42-43 (cinco triunfos y una derrota). En el caso de que Berizzo lograse la victoria, se anotaría el nuevo récord. Y el empate a domicilio ante el equipo de Simeone también le valdría para igualar con el Sevilla de Jiménez de la campaña 08-09, segundo mejor inicio hasta la sexta jornada: 14 puntos merced a cuatro triunfos y dos empates.

Curiosamente, Berizzo le ha dado empaque a su equipo pese a los continuos cambios en el once, siendo la zaga una línea que es variada por norma de forma radical. Si entre el partido en Liverpool y el de Gerona hubo ocho cambios, de nuevo el argentino optó por introducir en el partido intersemanal ocho caras nuevas. Respecto del triunfo en Montilivi sólo repitieron Sergio Rico, N'Zonzi y Ganso, único futbolista del Sevilla que ha repetido como titular en todos los partidos de Liga hasta ahora, en contra de la percepción inicial de que el brasileño iba a ser una pieza de relleno en la plantilla. Otro prejuicio aplastado por el fútbol.

En Gerona, la zaga la compusieron Corchia, Carriço, Lenglet y Carole, que dieron paso a Mercado, Pareja, Kjaer y Escudero frente a Las Palmas. Precisamente Jimémez, el técnico que ostenta el récord de las seis primeras jornadas, defendía que la zaga era la línea más intocable. Pero Berizzo lo contradice con decisiones refrendadas por los resultados.

Más discutidas están siendo sus elecciones en la medular, quizá por el abanico tan amplio de opciones que tiene, lo que abre el juego del gusto de cada cual. Ante Las Palmas, por ejemplo, el equipo no le dio una vuelta de tuerca a la intensidad hasta que Franco Vázquez, mermado en el inicio de curso por su lesión, y Banega no relevaron a Ganso y Krohn-Dehli. Y arriba, el técnico no se salta su rotación sobre el irrenunciable dibujo de dos alas y un nueve, lo cual le está dando poco gol.

El partido en el Wanda llega amenazado por la segunda jornada de la Champions. El Sevilla recibe al Maribor el martes y el Atlético tendrá un día más de descanso para recibir... al Chelsea. Berizzo y Simeone deben medir bien las fuerzas para ambas citas. La del sábado, es de órdago a la grande.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios