informe técnico

Un triángulo y a triangular

  • Banega por delante de Pizarro y N'Zonzi es la clave del plan de Berizzo

Un lance del partido Un lance del partido

Un lance del partido / Mehmet Yilmaz

Comentarios 1

Un eje fuerte. Con esa mixtura entre físico y técnica siempre buscada y no muchas veces encontrada. Un eje trazado en forma de triángulo con Pizarro y N'Zonzi más atrás -uno más anclado que el otro- y Banega por delante. Eduardo Berizzo va a cimentar su aventura en el Sevilla con este gran pilar. Y ayer se vio que la suerte del equipo, sobre todo mientras no fragüe la defensa, como ocurre aún, dependerá de la firmeza de ese eje. Ayer, cuando plantó sus reales bajo el diluvio estambulí, con Pizarro más pendiente de fijar su posición y N'Zonzi de libélula, todo fluyó en el Sevilla.

Pizarra del Sevilla Pizarra del Sevilla

Pizarra del Sevilla / Dpto. Infografía

Sin embargo, con N'Zonzi más anclado y el ex jugador del Tigres algo más descolgado y a su aire no sonó tan bien la partitura. También es verdad que en esa fase, tras el descanso, cayó otro chaparrón que sentó mejor a las piernas turcas, que empazAron a llegar antes a los balones divididos y se llevaron la mayoría de los forcejeos.

Defensa

El tiempo de perros, con esa manta de agua que puso el campo muy rápido primero y luego pesado, fue un enemigo más para las defensas. Y el Eskisehir demostró que, efectivamente, es mejor con el balón en los pies que sin él. Emre y Tekdemir dieron dinamismo al juego y lanzaron al espacio a ambas esquinas, a Visca a la derecha y a Elia por la izquierda. El holandés hizo sufrir mucho a Mercado en jugadas lanzadas al espacio. Y por dentro, la corpulencia de Adebayor y su habilidad en el juego de espaldas incomodó a Lenglet y Pareja. El mejor modo de zafarse de esa puesta en escena fue hacerse con la pelota. La posesión es el mejor defensor hoy del Sevilla.

Una diferencia manifiesta de Berizzo con Sampaoli es la renuncia a asumir riesgos en la salida del juego por abajo. Sergio Rico dio más pelotazos ayer que en media temporada con el de Casilda en el banquillo.

Ataque

Le costó al Sevilla adaptarse al proceloso entorno, pero en cuanto N'Zonzi y Banega impusieron su pausa con la pelota, con Pizarro guardándoles las espaldas, el ímpetu naranja se diluyó. Ahí quedó patente que la banda Mercado-Montoya, por la que se decantaron la mayoría de los ataques hasta el descanso, adolece de falta de calidad y creatividad. Por la izquierda hubo más fuego real. El de Correa y sobre todo Escudero.

En cuanto los turcos fueron imponiéndose en el pulso físico bajo la lluvia, el eje sevillista tembló y con él todo el equipo. N'Zonzi, más incómodo como cierre, llegó tarde a tapar el pase y Pareja también para tapar el tiro de Elia.

Los recursos del banquillo empezaron a dar réditos pronto: Nolito abrió una vía de desahogo por la izquierda y Jesús Navas ofreció a la primera lo que tanto le costó a Montoya y Mercado.

Virtudes

Un eje de muchos quilates llamado a gobernar muchos partidos. esa reacción final con los cambios.

Talón de aquiles

Cuando el Istanbul Basaksehir metió ritmo, a los zagueros les costó llegar al cruce y tapar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios