Agropecuario

Campaña de Freshuelva: La diversificación marca el futuro de los frutos rojos

  • La superficie sembrada de fresa y arándano se mantiene prácticamente igual a la del año anterior. La mora pierde terreno y los agricultores dedican más hectáreas a la frambuesa. Se ha sembrado una variedad de fresa propia de Huelva por primera vez

Temporeras en los invernaderos de frutos rojos en las provincia de Huelva. Temporeras en los invernaderos de frutos rojos en las provincia de Huelva.

Temporeras en los invernaderos de frutos rojos en las provincia de Huelva.

La superficie sembrada de frambuesa ha roto la tendencia del año pasado y ha aumentado de forma importante, porcentualmente por encima del resto de variedades de frutos rojos que se cosechan en la provincia de Huelva, que mantienen estable las hectáreas de cultivo. Esta dinámica refleja la apuesta del sector por la diversificación como clave para el desarrollo del mismo.

La fase de plantación arroja una superficie total plantada del conjunto de frutos rojos en Huelva de algo más de 11.700 hectáreas para la campaña 2019/2020, lo que supone un incremento del 2% respecto a las 11.464 hectáreas de berries plantadas en la anualidad pasada. La Asociación de Productores y Exportadores de la Fresa de Huelva, Freshuelva, ha informado de que, según los datos aportados por las empresas asociadas, la superficie plantada de fresa ha aumentado mínimamente, en esta ocasión un 2%; en total, ha pasado de las 6.095 hectáreas de la pasada campaña, a las 6.217 de la actual.

En el caso del arándano se ha estabilizado el incremento de superficie que ha marcado a este cultivo en los últimos años, con un crecimiento de apenas un 1%, con el que se pasa de 3.059 a 3.089 hectáreas plantadas en la provincia de Huelva.

Freshuelva advierte que “hay que tener en cuenta que se trata de un arbusto que no inicia su producción comercial en el primer año de plantación, con lo cual, no todas las plantas entran en producción en la presente campaña”.

La organización agraria ha constatado que estos dos últimos cultivos tienen una mayor proyección en la zona de la Costa Occidental de Huelva, con variedades tempranas que pueden producir en los primeros meses del año.

I+D+i

Y mientras, la frambuesa vuelve a ser una importante apuesta para la presente campaña. Ya que, después del descenso del 3% de la superficie plantada en la pasada campaña, con 2.150 hectáreas, se ha experimentado un aumento del 7% más para esta campaña, con un total de 2.300 hectáreas e, igualmente, es la Costa Occidental la generadora de dicho incremento, además éste será el primer año con una variedad propia de Huelva plantada en nuestros campos, en pequeña escala, que es fruto de la investigación de Fresas Nuevos Materiales.

Por su parte, la superficie dedicada a moras vuelve a descender y para esta campaña se pasan de 160 a 145 hectáreas.

Freshuelva ha destacado que estos datos evidencian la consolidación de la apuesta por la diversificación de cultivos iniciada en campañas precedentes, “garantizándose así la presencia de los berries de Huelva en los mercados durante nueve meses al año, prácticamente”.

Los datos del Observatorio de Precios y Mercados indican que en la última semana, la recién empezada campaña de fresa continúa desarrollándose con normalidad. En la semana 3 el volumen comercializado aumenta vigorosamente, si bien la campaña aún se encuentra en el principio y el volumen recogido desde el inicio hasta esta semana se estima que apenas alcanza un 2% del total esperado en el conjunto de la campaña.

La demanda del mercado es fuerte para la escasa oferta que aún existe, por lo que los precios se mantienen en buenos niveles. En la semana 3 se estima que el precio medio en campo alcanzó los 2,61 euros el kilo (un 2,2% por debajo del precio de la semana anterior y un 3% inferior respecto al precio de la tercera semana de 2019).

En la producción y comercializada de frambuesa el freno detectado en las tres semanas anteriores ha promovido la recuperación de las cotizaciones de frambuesa, que habían sufrido una intensa caída desde noviembre hasta la penúltima semana de 2019.

A partir de la segunda quincena de enero se espera un largo periodo de crecimiento de la oferta, siempre que las condiciones climatológicas lo permitan y, en consecuencia, los precios son inciertos. En la semana 3 se estima que el precio medio en campo ha sido de 6,24 euros el kilo (un 2,8% por debajo del precio de la semana anterior y casi un 13% inferior al precio de la tercera semana de 2019). Se lleva comercializado del orden del 19% de lo que se espera en el total de la campaña, a juzgar por la producción media comercializada en las cuatro campañas previas.

En arándano la comercialización se ha adelantado respecto a las campañas precedentes, recogiéndose en las semanas 2 y 3 volúmenes muy superiores a los del año pasado. Las cotizaciones medias en origen se estiman que han sido 6,45 y 6,40 euros el kilo, algo inferiores a los precios de las mismas semanas de 2019.

Comienzo de la campaña

La nueva campaña ha estado marcada, en primer lugar, por un frío que ha contraído la planta y ha provocado la escasez de fruta en el mercado; y por la lluvia de los últimos días, que ha provocado daños en estructuras y plantas en algunas empresas, que aún están siendo peritadas por la compañía de seguros.

En el caso de la frambuesa, el inicio de la campaña 2019/20 tuvo lugar en septiembre y se desarrolló sin incidencias, comercializando volúmenes mucho más pequeños que en la campaña precedente, según los datos recopilados por el Observatorio de Precios y Mercados de la Consejería de Agricultura. Pero a finales de octubre los volúmenes remontaron y se mostraron significativamente superiores respecto a los de 2018 por las mismas fechas. A su vez, la producción comercializada ha seguido incrementándose, cada vez en mayor medida, hasta mediados de diciembre. Se estima que durante el mes de noviembre se ha podido comercializar alrededor de un 50% más que en noviembre del año pasado y la tendencia continúa en la primera mitad de diciembre.

Frambuesa: un cultivo muy rentable

En cuanto a los rendimientos, su evolución indica un incremento como consecuencia de la mayor implantación de variedades remontantes, en detrimento de variedades no remontantes. La combinación de ambos tipos de variedades permite a algunos agricultores dedicarse al 100% al cultivo de la frambuesa, al poderse recoger tres cosechas al año y suministrar frambuesa a los mercados durante la mayor parte del año, a excepción de los meses de verano.

La rentabilidad proporcionada por este cultivo en la provincia de Huelva ha llevado a un aumento del mismo, que se ha producido incluso a costa del retroceso de la superficie de otros frutales, como los cítricos o el caqui.

El Observatorio explica que el crecimiento de la frambuesa no solo está teniendo lugar en Huelva, sino también en Marruecos y Portugal, por lo que en la actual campaña, ante la mayor oferta de fruta, los precios semanales a partir de noviembre se han visto presionados a la baja.

Si se considera el periodo comprendido entre la primera semana de septiembre (semana 36) y mediados del mes de diciembre (semana 50), el precio medio ponderado alcanzado por la frambuesa en lo que va de campaña (5,21 euros el kilo), es el más bajo de las campañas registradas en el Observatorio. Los precios en origen de frambuesa, que comenzaron la campaña situándose en niveles superiores o similares a los de la campaña previa, decayeron cuando llegó el mes de noviembre y desde entonces se mantienen muy por debajo de los precios de las mismas semanas del año pasado.

En cuanto a la fresa , la variedad Fortuna vuelve a ser la que tiene mayor implantación en la nueva campaña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios