Aceite de oliva

Enlace asumible al cierre de la campaña aceitera

  • La Agencia de Información y Control Alimentario estima que se han comercializado 1.350.000 toneladas. La producción nacional ha sido en total de 1.260.000 toneladas y el precio del oliva virgen está un 25% por debajo de la campaña anterior.

Labores en una almazara. Labores en una almazara.

Labores en una almazara.

La Agencia de Información y Control Alimentario (AICA) ha dado por finalizada la campaña de aceite de 2017-2018 con unas existencias de aceite de oliva de 375.500 toneladas, un enlace que ha sido considerado como aceptable por las organizaciones agrarias. La producción nacional total ha sido de 1.260.000 toneladas y las almazaras tienen 218.000 toneladas de aceite de oliva.

Estos datos de cierre de campaña confirman la tendencia que ya se anunció de descenso de la producción española, en un contexto internacional en el que hay un aumento generalizado del volumen generado por todos los países productores.

Según los datos provisionales , en España se han comercializado 1.350.000 toneladas y la Agencia advierte que para que las cifras cuadren, hay que tener en cuenta el enlace del año anterior, así como las importaciones. De hecho, la campaña comenzó con unas existencias de 305.000 toneladas y las importaciones, a la espera de contar con los datos definitivos, se han cifrado en 158.000 toneladas.Actualmente, las almazaras españolas tienen almacenadas 218.000 toneladas de aceite. Los envasadores cuentan con unas 150.000 toneladas y, el resto, unas 7.500, está en manos del Patrimonio Comunal Olivarero.

En Jaén la producción fue de 391.703 toneladas, mientras que las existencias actuales se sitúan en 88.800 toneladas, según los datos facilitados por Asaja-Jaén, que considera como “normal y asumible por el mercado” el enlace de 375.500 toneladas con el que ha finalizado la campaña de producción y comercialización 2017-2018.

En el mes de septiembre, último mes de campaña, salieron al mercado aproximadamente 120.000 toneladas de aceite, cifra que deberá ajustarse una vez sean definitivos los datos de las importaciones, mientras que la media de salidas mensuales ha sido de 112.000 toneladas. Se trata de una cifra levemente por debajo de la media de los últimos cinco años.

En la provincia de Córdoba, la campaña 2017/2018 de comercialización de aceite ha concluido con unas salidas de 264.465 toneladas, unas 10.000 toneladas menos que la campaña anterior, cuando la cifra ascendió a 274.318 toneladas.

Según los datos de la Agencia de Información y Control de Alimentos, las existencias finales también son menores, en relación a la campaña 2016/2017, ya que la cifra actual es de 30.346 toneladas, frente a las 35.204 toneladas del año pasado.

Y es que el aceite producido con datos actualizados al mes de septiembre ha alcanzado las 254.797 toneladas frente a las 269.236 toneladas anteriores.

Producción mundial

A la vista de las cifras aportadas por los países, la campaña 2017/18, aunque todavía con datos provisionales alcanzó una producción mundial de 3.315.000 toneladas, que representa un aumento del 28%, es decir, 723.500 toneladas más respecto a la campaña anterior. El consumo rondará los 2.958.000 toneladas, un 9% más y las importaciones y exportaciones totalizan 889.000 toneladas y 925.500 toneladas respectivamente.

Los precios en origen en España del aceite de oliva virgen extra se mantienen ligeramente estables situándose a finales de septiembre 2018 en 2,76 euros el kilo que supone un descenso del 25% respecto al mismo periodo del año anterior.

En cuanto a los países miembros del Consejo Oleícola Internacional, en total producen 3.133.500 toneladas, que representan el 94.5% del total mundial para esta campaña 17/18.

El grupo de países europeos suman 2.183.000 toneladas, que presentan en su conjunto un aumento del 25%, España con una producción de 1.256.200 disminuye un 2,7%. Sin embargo, aumentan las producciones en Italia un 135.3%, con 428.900 toneladas; en Grecia un 77.4%, 346.000 toneladas y un 94.2% en Portugal con 134.800 toneladas. Los pequeños países productores europeos aportan 17.100 toneladas.

Comportamiento en el mundo

El resto de países Miembros del COI en conjunto aumentan un 46,2% la producción, con un total de 950.500 toneladas. Túnez se sitúa a la cabeza con 280.000 toneladas y un incremento del 180%, le siguen Turquía con 263.000 toneladas y un aumento del 47,8%; Marruecos con 140.000 toneladas, que significa un 27,3% más y Argentina con una producción de 43.500 toneladas que significa un 81.3% más. Los demás países miembros del COI suman 141.500 toneladas. Argelia es el único en el que se observa un descenso de la producción, que se cifra en el 31%, al conseguir 82.500 toneladas.

Consumo

El consumo mundial está muy cercano a los 3 millones de toneladas, pues rondará los 2.958.000, que representará un aumento del 8,1% respecto a la campaña anterior. Los países miembros del COI aportan 2.103.000 toneladas, que supone un aumento del 9,7% respecto a la campaña anterior. En el resto de países no miembros del COI, el consumo rondará las 855.000 toneladas, un 4,2% más que en la campaña anterior.

En 2018/19 habrá más producción española y menos mundial

Para la próxima campaña el comportamiento de los países productores va a cambiar diametralmente y se espera un aumento de la producción de aceite de oliva en España en un entorno internacional de descensos. Así se desprende de los datos oficiales de las primeras estimaciones, tanto de los países, como de la Secretaría Ejecutiva del COI, que hacen prever una disminución de la producción mundial de aceite de oliva de alrededor del 7,6% en la campaña 2018/19 respecto a la anterior.

Se estima que la producción mundial superará los 3,06 millones de toneladas y el consumo se situará en 2,9 millones de toneladas. Los países miembros del COI estiman en su conjunto una producción de 2,8 millones de toneladas que representará el 94% del total mundial para la campaña 2018/19 y supondrá una disminución del 8% respecto a la campaña anterior.

Campaña de promoción. Campaña de promoción.

Campaña de promoción.

Los productores europeos del COI prevén una producción de 2,2 millones de toneladas, lo que significa un leve incremento que estará en el 1,1% con España a la cabeza, que podría superar 1,5 millones de toneladas, que representará un aumento del 23,4% respecto de la campaña anterior.

Sin embargo, los demás países europeos disminuirán, como es el caso de Italia con una primera estimación de 270.000 toneladas, un 37% menos; Grecia con 240.000 toneladas, un 30,6% menos y Portugal 130.000 toneladas y un descenso del 3,6%.

Según los primeros pronósticos, la producción de aceite de oliva en el resto de países miembros del COI arroja un total de 675.500 toneladas, que significaría una disminución del 28,9% respecto a la campaña anterior. Dentro de este grupo de países, en Turquía se augura una pérdida de producción respecto del 30,4% Igualmente se esperan caídas en Túnez, Argelia, Argentina y Egipto. Aumentará en Marruecos, Jordania y Líbano.

Aceituna de mesa

También se acaban de dar a conocer el aforo de la aceituna de mesa y la Consejería de Agricultura es optimista, pues espera para la campaña 2018-2019 una cosecha de 521.772 toneladas, un 11,9% más que la campaña anterior y un 8,6% superior a la media de las últimas cinco campañas. El secretario general de Agricultura y Alimentación, Rafael Peral, informó de este aforo a representantes del sector la semana pasada en Sevilla, la primera vez que Agricultura presenta la estimación de producción de la aceituna de mesa al margen de la producción de aceite de oliva, que será a final de mes.

A la reunión también asistieron la secretaria general de Fondos Europeos Agrarios, Concepción Cobo, y la directora general de Industrias y Cadena Agroalimentaria, Rosa Ríos, y en ella Peral advirtió que las previsiones de la Consejería “podrían variar en función de la climatología de las próximas semanas”. La Consejería ha decidido que a partir de ahora dará a conocer el aforo de aceituna durante el mes de septiembre de cada año “para favorecer una mayor transparencia y facilitar a los productores una mejor planificación”.

Sevilla, líder

En cuanto a los datos de producción, el departamento de Sánchez Haro explica que la subida se debe principalmente al aumento de cosecha en la principal provincia productora, Sevilla, con 379.220 toneladas, un 17,9% más que en 2017-2018.

Málaga también incrementa ligeramente su previsión un 2,4%, con 61.750 toneladas. En el caso de Huelva, con 7.020 toneladas, aumenta un 42,7%; seguida de Jaén, con 620 toneladas un 12,7% más, y Granada, con 70 toneladas, una 1,6% más. En el resto de provincias, desciende la producción: en Córdoba, con 72.070 toneladas, cae un 7,5%; en Almería, con 970 toneladas desciende un 2,6% y en Cádiz, con 50 toneladas baja un 4,5%.

La campaña aportará unos 2,4 millones de jornales en labores de campo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios