Aljarafe

Cs abre la puerta ahora a una moción de censura en Bormujos

  • Su portavoz anuncia que se ve "obligado a estudiar nuevas fórmulas" para garantizar la gobernabilidad, tras la negativa del PSOE a que el alcalde se vaya

  • El PSOE rechazó su ultimátum alegando que están "centrados en trabajar por la gente"

El portavoz de Cs y primer teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Bormujos, Manuel Romero. El portavoz de Cs y primer teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Bormujos, Manuel Romero.

El portavoz de Cs y primer teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Bormujos, Manuel Romero. / M. G.

La moción de censura que Cs ha descartado durante mucho tiempo en Bormujos, en contra del PSOE, la formación más votada y con la que comparte gobierno en la actualidad, parece que se abre camino finalmente.

Así se desprende del nuevo comunicado de su portavoz y teniente de alcalde, Manuel Romero, en el que asegura que dado que el PSOE descarta apartar al regidor, Francisco Molina, y a la edil de Obras, María del Carmen Garfías, que tienen fijado un juicio por presunta prevaricación urbanística para el 14 de junio, los cinco ediles de Cs se verán "obligados a estudiar nuevas fórmulas que nos permitan seguir garantizando la estabilidad institucional y la gobernabilidad" en el municipio, que consideran "indispensable" en estos momentos "tan críticos" por la pandemia.  "Los gobernantes debemos dar soluciones a los vecinos y no generar problemas añadidos", sentencia Romero.

El anuncio se produce cuando han transcurrido las 48 horas que, el martes, Cs dio al PSOE para que dimitieran. No obstante, la propia secretaria provincial socialista, Verónica Pérez, lo descartó. Su partido "no acepta ultimátum ni amenazas", señaló, a la vez que destacó que plantear una salida en esos términos era una "irresponsabilidad" cuando un regidor está "gestionando las consecuencias de la tercera ola de la pandemia que padecen sus vecinos".

"Los socialistas sevillanos respetamos las decisiones que cada partido pueda adoptar", afirmó Pérez, pero "estamos centrados en trabajar por la gente, que lo está pasando muy mal en estos momentos, y no en juego de sillones".

"El PSOE ha apostado por la vieja política"

Tras esas palabras y transcurrido el plazo, Romero concluye que el PSOE -que mejoró resultados y sacó siete ediles en las últimas municipales aunque lejos de la mayoría absoluta que está en 13- ha elegido "mantener a los dos imputados por un presunto delito de corrupción". El portavoz de Cs usa esa expresión, "presunto delito de corrupción", a pesar de los avisos de Molina de emprender acciones legales contra quienes les señalaran en esa línea, sin haber sido juzgado.

Así, Cs estudiará esas "nuevas formulas" de gobernabilidad si "el PSOE no rectifica inmediatamente su decisión". Cs también ha insistido en el "compromiso firme e irrenunciable con la regeneración democrática, siendo especialmente exigentes a la hora de sacar de las instituciones a todo aquel que esté investigado o condenado por delitos de corrupción”.

"El PSOE tenía dos opciones en el Ayuntamiento de Bormujos: elegir el camino de la transparencia y la regeneración democrática apartando al alcalde y a la concejal delgada de Obras Públicas de sus responsabilidades de gobierno, y con ello salvaguardar la estabilidad institucional", pero "ha optado por la vieja política", apostilla en el comunicado. 

Dado que los dos ediles que sacó Adelante (uno de ellos no adscrito ahora) descartarían la moción de censura, esas "nuevas fórmulas" para garantizar la estabilidad pasarían necesariamente con entenderse con los dos concejales de Vox y los cinco del PP, grupo que apostó por este acuerdo, como el de la Junta, desde las elecciones, aunque no logró un cerrar el pacto con Cs, que terminó entrando en el gobierno con el PSOE. Luego el PP ha venido denunciando supuestas irregularidades en el gobierno, además de esta imputación, para exigir a Cs que se pronuncie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios