Aljarafe

Concentración ante un Centro de Salud de Coria por la agresión a un enfermero

  • El sanitario fue agarrado del cuello cuando se negó a dar datos sobre una paciente a una tercera persona, que no era familiar 

El Centro de Salud Blas Infante, de Coria del Río, en el que se produjo la agresión a un enfermero, el 28 de octubre. El Centro de Salud Blas Infante, de Coria del Río, en el que se produjo la agresión a un enfermero, el 28 de octubre.

El Centro de Salud Blas Infante, de Coria del Río, en el que se produjo la agresión a un enfermero, el 28 de octubre. / Juan Carlos Vázquez

El Sindicato de Enfermería, Satse, ha convocado para este lunes una concentración en el Centro de Salud Blas Infante de Coria del Río para condenar y apoyar al último profesional agredido en este centro sanitario. El acto de protesta tendrá lugar a las 12:00 horas en la puerta del centro de salud y al mismo están llamados tanto los profesionales como los usuarios que quieran mostrar su respaldo, según ha informado el sindicato.

La agresión tuvo lugar el pasado 28 de octubre y la sufrió un enfermero que, además de recibir insultos, fue agredido físicamente, al ser “empujado y posteriormente agarrado por el cuello” por su atacante, ante la negativa de facilitarle datos personales de otra usuaria que había sido atendida esa misma mañana.

Inicialmente, según detalla el sindicato, el agresor se había dirigido a la coordinadora de enfermería exigiendo que se le facilitara información de otra paciente, datos que se le negaron tanto por la ley de protección de datos como por no ser familiar directo de la paciente.

Los hechos se produjeron el pasado día 28, en el Centro de Salud Blas Infante

Tras la negativa, este usuario sale del despacho de la coordinadora y se dirige al enfermero, al que exige la misma información, que tampoco se la facilita, momento en el que le responde de forma agresiva con una recriminación verbal y una agresión física que se materializa en un agarrón por el cuello y un empujón.

Tras esta actuación, el agresor se marcha del centro de salud y se pone en marcha el protocolo de agresiones y su pertinente denuncia. Actualmente el agredido se encuentra afectado y de baja con tratamiento por ansiedad.

El Sindicato de Enfermería ha subrayado que el número de agresiones a sanitarios se ha incrementado en los últimos años en la provincia de Sevilla.

En 2016 fueron 194, de las cuales 30 fueron físicas, en el año 2017 fueron 242, de ellas, 67 agresiones físicas y en el año 2018 ese dato ascendió a 282 agresiones, 52 fueron físicas.

Ante ello, Satse ha señalado que estas situaciones son "intolerables", por lo que entiende que es necesario que la Junta apruebe un proyecto de Ley contra la violencia en el ámbito sanitario como el que ha propuesto el sindicato, que contempla la elaboración de un plan de prevención contra la violencia en el SAS así como en cada empresa o centro de trabajo, que incluya las medidas en cada caso a implantar para prevenir, evitar o disminuir el riesgo.

El Sindicato de Enfermería ha recordado que la agresión física o intimidación grave contra profesionales sanitarios en el ejercicio de su función pública asistencial viene siendo considerada como delito de atentado por los tribunales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios