Coria del Río

Nuevos informes apuntan a la gasolinera como foco de los gases en el alcantarillado

  • El Decreto de Suelos Contaminados de la Junta se activa para instar a los propietarios a hacer un estudio de su subsuelo, porque el colindante está contaminado por hidrocarburos

  • Los gases se propagaron por fisuras detectadas en el colector de Aljarafesa

La junta local de seguridad que se ha celebrado este miércoles en el Ayuntamiento de Coria. La junta local de seguridad que se ha celebrado este miércoles en el Ayuntamiento de Coria.

La junta local de seguridad que se ha celebrado este miércoles en el Ayuntamiento de Coria. / M.G.

El alcalde de Coria del Río, Modesto González, ha presidido este miércoles una nueva reunión de la Junta Local de Seguridad, por el problema de los gases en el alcantarillado de la barriada Guadalquivir, en la que se ha informado de que, en aplicación del Decreto de Suelos Contaminados de la Junta, se instando a una gasolinera a hacer un estudio de su subsuelo, tras constatar contaminación de hidrocarburos en una zona aledaña a la misma.

Los gases percibidos en la barriada provendrían no de la red de saneamiento de Emasesa, sino del colector de Aljarafesa que presenta fisuras a la altura de la zona en cuestión y que a su vez se conecta con la red de Emasesa en dicha barriada.

La empresa de la estación de servicios tendrá tres meses de plazo para ejecutar el "estudio de caracterización del suelo" y, a partir de ahí, "se determinará definitivamente si es el foco emisor de los gases que emanaron a la barriada Guadalquivir de forma intensa en septiembre de 2017", según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

Todos los entes implicados

En la reunión han participado Emasesa, Aljarafesa, la Agencia de Medio Ambiente, la delegación territorial de Salud, la Delegación del Gobierno y los cuerpos de seguridad, además de la Universidad de Sevilla, encargada de asesorar en el estudio encargado por el Ayuntamiento.

El Consistorio insiste en que en estos dos años se han realizado cientos de análisis, sondeos, pruebas y reuniones. Las conclusiones constatan –gracias al estudio preliminar de suelos contaminados realizado por la Agencia de Medio Ambiente- la existencia de este suelo no conforme entre la Estación de Servicio y el colector de Aljarafesa, situados ambos junto a la barriada Guadalquivir y el Río.

"Las conclusiones a las que se llegó en la mesa de trabajo había que corroborarlas científicamente y se corresponden ahora con las evidencias de este nuevo hallazgo: es decir, que los gases contenían hidrocarburos, al igual que el suelo no conforme junto a la Estación de Servicio, y que el foco provenía de fuera de la barriada. De ahí que se mitigaran los olores al sellar la red de saneamiento".

Según el mismo comunicado municipal, estas conclusiones son el resultado los tres últimos sondeos y el correspondiente análisis de los datos  y permite tomar decisiones y acciones inmediatas a desarrollar, como la puesta en marcha del Decreto de suelos contaminados a esta estación de servicio.

El antiguo taller de coches se sigue estudiando

Al mismo tiempo, se está a la espera del resultado del estudio solicitado en virtud de este mismo Decreto en relación al antiguo taller de coches, aunque los indicios apuntan ahora en esta otra dirección, insiste el gobierno municipal.

Para evitar próximos episodios de "olores" y teniendo en cuenta la situación climatológica, Emasesa va a instalar de forma permanente un sello hidráulico en la red de alcantarillado de entrada a la barriada y Aljarafesa procederá al arreglo de las fisuras detectadas en la emisario y así evitar el acceso de los gases a su interior.

Además, la delegación territorial de Salud ha informado del reforzamiento de los servicios médicos puesto en marcha a raíz de la aparición del problema para atender a los afectados y se ha ratificado en su informe enviado a los Juzgados el pasado mes de febrero en relación a la no peligrosidad de la salud de éstos, aunque sí reconoce la sintomatología de carácter leve que presentaron.

Por su parte, la Agencia de Medio Ambiente ha asegurado que las actuaciones llevadas a cabo han sido complicadas pero determinantes, y que se seguirá trabajando en las medidas necesarias y muestreos futuros que se requieran. A finales de febrero se retiró la unidad móvil de control de aire de la barriada Guadalquivir al no arrojar datos nuevos significativos. Los permanentes análisis desarrollados han presentado normalidad.

Por su parte, el alcalde ha asegurado que “se está viendo la luz al final del túnel. Se está llegando al final de un proceso demasiado largo para los vecinos porque el problema es realmente complicado, pero –ha dicho- estos avances son importantes, y han sido posibles gracias al esfuerzo y la colaboración que han mostrado todas las instituciones y organismos implicados, a los que quiero agradecer públicamente su profesionalidad y su implicación”.

Igualmente el alcalde ha vuelto a agradecer a los vecinos “su comprensión y paciencia” y les ha querido “garantizar, una vez más, que no se van a escatimar esfuerzos materiales ni humanos hasta llegar a la resolución definitiva del problema”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios