Crimen en Pilas "Mejor que no hubiera sabido quién era el asesino"

  • La Guardia Civil esclarece casi tres años después el crimen de Silvia García

  • El hermano de la víctima es el principal sospechoso del homicidio y se baraja un móvil económico

La casa en la que ocurrieron los hechos hace tres años. La casa en la que ocurrieron los hechos hace tres años.

La casa en la que ocurrieron los hechos hace tres años. / Antonio Pizarro

Para llegar a la casa en la que fue asesinada Silvia García hace falta entrar por un camino de tierra lleno de baches. La vivienda es un chalé que está ubicado en una pequeña urbanización a las afueras de Pilas, Santa María la Mayor, muy cerca de la carretera de Hinojos.

Hay gente a mediodía de este martes en el interior de la finca. Varias personas se preparan para subirse a dos coches. Los periodistas se acercan y preguntan. Responde un joven que se identifica como el yerno de la víctima: "Entiéndanos, ahora mismo no podemos hablar, mi novia es la hija de Silvia y está muy afectada por todo. Ahora vamos a ir a comunicárselo a los abuelos, que todavía no saben nada y no queremos retrasar más darles la información, porque tememos que se enteren por la prensa". El padre del novio y otros familiares los acompañan.

Lo que les van a comunicar a los abuelos es que, a primera hora de la mañana, la Guardia Civil ha detenido a José María García, el hermano de Silvia, como presunto autor del homicidio. La víctima, de 51 años, fue hallada con varios golpes en la cabeza y la cara desfigurada en la casa de Santa María la Mayor la tarde del 30 de noviembre de 2015.

Todavía estaba viva y fue llevada al centro de salud de Pilas, donde falleció poco después. El cadáver presentaba cinco impactos en el cráneo, propinados con un objeto contundente, probablemente un martillo. La Guardia Civil descartó desde el primer momento la hipótesis del crimen machista y barajó la teoría del robo. Pero había cosas que no cuadraban. Los investigadores del equipo de Policía Judicial de la comandancia se centraron en el entorno de la mujer muerta.

Una larga investigación

Pasó el tiempo y parecía que la investigación se había estancado. Llegó incluso a haber ciertas protestas por parte de algunos amigos y allegados de la víctima, que pedían un mayor impulso al caso y se quejaban de la falta de resultados.

Hoy, más de dos años y medio después de los hechos, la Guardia Civil ha esclarecido el homicidio y ha detenido al hermano como principal sospechoso del mismo. Poco ha trascendido de la investigación, que permanece bajo secreto de sumario. Una de las hipótesis más sólida es el móvil económico. Algunas fuentes apuntan que el crimen podría estar relacionado con el cobro de una herencia familiar.

La comitiva formada por la hija, el novio y el padre de éste, junto con otros familiares que les acompañan, llega a la casa de los abuelos, que viven en un piso alquilado en el centro de Pilas. Allí residen desde hace unos años, cuando la construcción de la circunvalación del pueblo les dividió en dos la finca en la que vivían y aisló sus naranjales. Vive con ellos otra hija.

Sorpresa en el club social

Frente al piso está la sede de la Sociedad Recreativa y Cultural Murillo, una especie de club social fundado en 1944 al que acude a diario Salvador García, el padre de la víctima y también del principal sospechoso. La noche de este lunes estuvo viendo el partido de fútbol de Inglaterra contra Túnez en una pantalla de gran tamaño que el club tiene en la primera planta.

"Hace unos 15 ó 20 días le pregunté por el caso de su hija. 'Oye, Salvador, ¿cómo va lo de tu hija? ¿no se sabe nada', le pregunté. Y él me contestó que nada, que a él nadie le decía nada y que no había ninguna novedad. Me imagino lo que tiene que estar pasando ahora. Mejor que no hubiera sabido quién era el asesino", cuenta Santiago Chicharro, presidente de la entidad.

En una mesa próxima varios parroquianos comentan la detención de José María, a quien nadie conoce en Pilas por su nombre. Todos le llaman el Abuelo. En la televisión del local no está puesto el primer partido de la jornada del Mundial, Colombia-Japón, sino el telediario de Canal Sur, que informa precisamente del esclarecimiento del crimen de Pilas.

El Abuelo permanece en los calabozos de la Guardia Civil a la espera de pasar a disposición judicial en las próximas horas. El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Sanlúcar la Mayor mantiene el secreto sobre las actuaciones. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios