Aljarafe

Luchar contra las inundaciones naturalizando más el Riopudio

  • La Asociación para la Defensa del Territorio del Aljarafe alaba la intervención en el tramo final del arroyo

  • La CHG ha eliminado azudes obsoletos, ha actuado contra especies invasoras y plantado vegetación autóctona

  • También ha puesto un sistema de charcas para favorecer a los anfibios y la biodiversidad en la zona

Especies de ribera autóctonas que se han plantado en el tramo final del Riopudio en el lugar de especies invasoras, como la caña. Especies de ribera autóctonas que se han plantado en el tramo final del Riopudio en el lugar de especies invasoras, como la caña.

Especies de ribera autóctonas que se han plantado en el tramo final del Riopudio en el lugar de especies invasoras, como la caña. / M. G.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha finalizado una nueva intervención en el tramo bajo del arroyo Riopudio, a su paso por Coria del Río, con una inversión de 71.180 euros, dentro de sus trabajos para limpiar los cauces y evitar que se produzcan avenidas, que ha sido especialmente aplaudida por colectivos conservacionistas, como la Asociación para la Defensa del Territorio del Aljarafe (ADTA), ya que en lugar de entrar con máquinas y retirar la vegetación, se ha trabajado con una nueva filosofía en este aspecto que aboga por la naturalización al máximo de los cauces.

Según destaca CHG, coincidiendo con el final del parque metropolitano se ha actuado en un tramo de 18 kilómetros con un marcado carácter ambiental.

Entre otros trabajos, se han demolido dos azudes obsoletos, lo que ha permitido conectar el Riopudio con su desembocadura en el Guadalquivir, aumentando en casi cuatro kilómetros su curso fluvial, libre de obstáculos transversales. Este incremento de la conectividad incidirá en la mejora de la capacidad autorreguladora del sistema para gestionar las avenidas.

Por otro lado, concentradas especialmente aguas arriba y abajo del puente de la SE-40 sobre el arroyo, se han creado seis charcas para anfibios proyectadas para potenciar la biodiversidad del ecosistema fluvial que se viene conformando en torno al Riopudio.

Las charcas que se han creado para favorecer la cría de anfibios, que son importantes para la biodiversidad y la regulación de los mosquitos. Las charcas que se han creado para favorecer la cría de anfibios, que son importantes para la biodiversidad y la regulación de los mosquitos.

Las charcas que se han creado para favorecer la cría de anfibios, que son importantes para la biodiversidad y la regulación de los mosquitos. / M. G.

Un total de 175 metros cuadrados de zonas húmedas en unas condiciones óptimas para la reproducción de esta especie, reconocida por la UINC (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) como una de las más amenazadas del planeta.

Estas tareas se han visto completadas con los trabajos de desbroce y eliminación de más de 11.000 metros cuadrados de especies exóticas invasoras como la caña y su sustitución por especies autóctonas. En concreto, 500 unidades de ocho especies distintas de vegetación de ribera. Estas plantaciones se han distribuido bajo un estricto criterio técnico, en distintas franjas en base a la morfología de las riberas y su cercanía a la lámina de agua, según insiste la CHG.

Todo ello viene a completar el proyecto de restauración ambiental del arroyo Riopudio, desarrollado por la CHG con una inversión superior a los 11 millones de euros que, a partir del año 2008, supuso una actuación de gran importancia para el Aljarafe sevillano, tanto por su extensión, al beneficiar directamente a nueve municipios (Olivares, Salteras, Espartinas, Bormujos, Mairena del Aljarafe, Bollullos de la Mitación, Almensilla, Palomares del Río y Coria del Río), como por su valor ambiental.

Otra vista de la zona en la que se ha actuado. Otra vista de la zona en la que se ha actuado.

Otra vista de la zona en la que se ha actuado. / M. G.

ADTA ha recordado que en este proyecto de intervención en el tramo final, que han seguido de cerca, se han incorporado "elementos indispensables" que, desde hace mucho tiempo, diferentes entidades científicas y académicas, además de numerosas organizaciones ciudadanas, venían demando "en pro de una mejora real del estado ecológico de los ríos y sus ecosistemas asociados".

También ha recordado que este tipo de acciones fortalece los mecanismos naturales de autorregulación de estos ecosistemas y evita la necesidad de intervenir constantemente sobre ellos, con una inversión por tanto "más eficaz y eficiente de estos, con una visión más a largo plazo y ambiciosa en sus objetivos". ADTA confía en que se extienda a otras zonas del territorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios