Aljarafe

El juez envía a prisión a los 20 detenidos del clan del Lanas por tráfico de hachís

Un policía y un guardia civil inspeccionan una lancha. Un policía y un guardia civil inspeccionan una lancha.

Un policía y un guardia civil inspeccionan una lancha. / dgp / dggc

El juez de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Coria del Río envió la noche del jueves a prisión a los 20 detenidos el pasado martes en una macrooperación conjunta de la Policía Nacional y la Guardia Civil contra el tráfico internacional de hachís. Los 20 detenidos integran una organización asentada principalmente en Bollullos de la Mitación y Coria del Río que se dedicaba a traer droga desde el norte de África en embarcaciones semirrígidas, que remontaban el río Guadalquivir hasta los municipios de Isla Mayor y Coria del Río. Este clan estaba dirigido por un traficante de Bollullos conocido como Javi el Lanas.

En total en la operación se han aprehendido casi cuatro toneladas y medio de hachís y se han intervenido varias embarcaciones neumáticas, así como vehículos todoterreno utilizados para alijar la droga y transportarla hasta los almacenes. En la operación han sido detenidas en total 23 personas, si bien las tres primeras cayeron en una primera fase y las otras 20 fueron detenidas el martes. Estaba previsto que hubiera más detenciones, ya que de hecho se practicaron 37 registros, pero la Policía y la Guardia Civil se encontraron vacíos algunos de los domicilios. Ambos cuerpos tratan de averiguar de dónde partieron los chivatazos que llevaron a varios de los narcotraficantes más buscados del Aljarafe a escapar de esta redada.

Además de la droga y los vehículos, también se han intervenido algunas armas. Algunos de los miembros de la banda han sido imputados de un delito de tenencia ilícita de armas, además del genérico contra la salud pública que se impone a todos los detenidos por tráfico de drogas, así como el de pertenencia a organización criminal. La operación se ha desarrollado en Bollullos de la Mitación, Umbrete, Benacazón, Sanlúcar la Mayor, Coria del Río e Isla Mayor. El clan desmantelado participó en un tiroteo en Coria el pasado mes de febrero, cuando apareció tiroteado un vehículo en las inmediaciones de un supermercado del municipio. El coche pertenecía a otro traficante de Coria conocido como Nicasio, si bien no hubo heridos ni tampoco se denunciaron los hechos.

A finales de agosto, las Fuerzas de Seguridad intervinieron 640 kilos de hachís a bordo de un vehículo de alta gama robado, después de que sus ocupantes hubieran alijado en Isla Mayor. La Policía y la Guardia Civil prepararon un dispositivo que terminó con la incautación de 3.750 kilos de hachís. Estos dos servicios desencadenaron la operación Tornado-Afluente, en la que se han decomisado dos barcas neumáticas, una recreativa, cuatro todoterrenos robados, dos tractores, seis remolques para las barcas, cuatro armas de fuego y numerosa munición, doce vehículos, 80.000 euros en efectivo, 3.000 litros de gasolina, una plantación de marihuana, dos kilos de cogollos de esta droga, treinta kilos de hachís, dos placas de la Guardia Civil y rotativos lanzadestellos policiales.

La operación confirma el papel de autopista de la droga del Guadalquivir. Ya a principios de año hubo una gran operación contra el tráfico de hachís por el río que terminó con la detención de cuatro agentes de la Guardia Civil del cuartel de Isla Mayor, presuntamente sobornados por los narcotraficantes. En aquella operación cayó medio cuartel, ya que la dotación que había en el municipio arrocero era de ocho guardias civiles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios