Consejo de Gobierno

Ampliadas las ayudas para reparación de caminos rurales a otros 18 municipios andaluces

  • La Junta incorpora a 8 nuevos municipios de Málaga, cinco de Córdoba, cuatro de Sevilla y uno de Granada al acuerdo de declaración de fenómenos meteorológicos adversos aprobado el pasado 30 de octubre

El Consejo de Gobierno de la Junta ha acordado ampliar la relación de municipios incluidos en la declaración de fenómenos meteorológicos adversos a otras dieciocho localidades de las provincias de Málaga, Córdoba, Sevilla y Granada.

El portavoz del Ejecutivo andaluz, Juan Carlos Blanco, ha informado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de que con este nuevo acuerdo son ya 106 los términos municipales incluidos en el plan de actuación previsto para la reparación de los caminos rurales dañados en los últimos meses, con una dotación prevista de 20 millones de euros cofinanciados al 75% por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural.

En concreto, la Junta ha incorporado a ocho nuevos municipios de la provincia de Málaga, cinco de Córdoba, cuatro de Sevilla y uno de Granada al acuerdo de declaración de fenómenos meteorológicos adversos aprobado el pasado 30 de octubre.

Los nuevos municipios son Alhaurín el Grande, Coín, Colmenar, Monda, Ojén, Serrato, Tolox y Vélez Málaga, en la provincia de Málaga; Fuente Obejuna, Montilla, Palma del Río, Pozoblanco y Puente Genil, en Córdoba; Algámitas, Gilena, Herrera y Lantejuela, en Sevilla, y Montefrío en Granada.

La decisión se adopta una vez que, con posterioridad a la aprobación del acuerdo, los servicios técnicos de la Consejería de Agricultura también han constatado daños en estas zonas.

Con la ampliación aprobada hoy, el plan de actuación se extenderá a 48 municipios malagueños, 19 sevillanos, 11 jiennenses, 14 granadinos, 9 almerienses y 5 cordobeses, donde los daños en los caminos rurales han dejado aisladas a muchas explotaciones agrícolas y ganaderas e impiden el mantenimiento del potencial productivo.

Las obras previstas se iniciarán a lo largo de noviembre, si bien en algunas de estas zonas ya se han realizado intervenciones que exigían una actuación inmediata.

El plan de actuación forma parte del conjunto de primeras medidas urgentes de máxima prioridad para hacer frente a los daños del último temporal, aprobadas por el Gobierno andaluz el 30 de octubre, con una dotación total de 37,71 millones de euros y especial atención a las provincias más afectadas, Málaga y Sevilla.

Esta intervención extraordinaria se articuló en dos decretos ley, uno para caminos rurales y otro para colaboración con las entidades locales, y en la aplicación del Fondo de Contingencia del Presupuesto de la Junta para trabajos de emergencia en infraestructuras viarias, hidráulicas y educativas.

De la dotación total consignada, 20 millones corresponden a la reparación de caminos rurales; 6,7 millones a obras en carreteras; 6,48 a infraestructuras hidráulicas, cauces públicos y caminos forestales, y 3,5 a la colaboración con ayuntamientos y diputaciones para actuaciones de emergencia en infraestructuras, instalaciones y servicios básicos de competencia municipal.

El resto se distribuye entre 591.816 euros para intervenciones en centros educativos; 331.615 euros para centros sanitarios, y 100.000 para la reparación del Muro de San Miguel de los Baños Árabes de Ronda (Málaga).

El vicepresidente del Gobierno andaluz, Manuel Jiménez Barrios, ha recalcado, a preguntas de los periodistas en la misma rueda de prensa, que la Junta abonará las ayudas "lo más rápidamente posible".

El también consejero de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática ha respondido de esta forma al ser preguntado sobre la queja de los alcaldes de Campillo y Teba, que han asegurado que sus ayuntamientos no han recibido todavía las ayudas.

"Si terminan la documentación que tienen que aportar los ayuntamientos, que está en estos momentos en curso, la Junta volverá a ser diligente y pagará lo más rápidamente posible", ha señalado Jiménez Barrios, que ha recalcado que una vez resueltos los trámites no se va a "tarda nada" en aportar las ayudas.

"A algunos los he visto reclamar con una rapidez que no he visto en anteriores ocasiones", ha lamentado el vicepresidente, que ha considerado que sería "una buena oportunidad para preguntar a quien ostentaba la responsabilidad del anterior gobierno (de la nación), cuál fue el tiempo de respuesta que se dio a las inundaciones del pasado año".

En su opinión, sería "interesante" hacer ese "ejercicio de comparación" para comprobar "cuál es el ritmo de diligencia de una u otra administración".

No obstante, ha garantizado que la Junta, una vez que finalice la recogida de documentación de esta convocatoria, actuará "lo más rápido posible, igual que el año pasado, cuando se hizo en un mes", ha remachado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios