Menores inmigrantes

Andalucía acoge a casi la mitad de los MENA de España

  • Nueve regiones acogen menos de un centenar de niños y adolescentes no acompañados frente a los 4.798 tutelados por la red andaluza

María José Sánchez Rubio, consejera de Igualdad. María José Sánchez Rubio, consejera de Igualdad.

María José Sánchez Rubio, consejera de Igualdad. / Rafa Alcaide / Efe

Comentarios 1

Andalucía acoge a casi la mitad de los menores extranjeros no acompañados (MENA) que residen en España. De los 10.162 niños y adolescentes sin familia registrados por el Ministerio del Interior, un total de 4.798 se encuentran acogidos por la red asistencial de la Junta. El resto se reparte entre las otras 16 comunidades y dos ciudades autónomas de forma muy desigual. Las cifras oscilan entre los 1.109 registrados en Cataluña y y el único niño inmigrante no acompañado que reside en La Rioja.

En la Ciudad Autónoma de Melilla hay 1.046 menores inmigrantes de los que llegan a España solos, mientras que, según datos del Ministerio de Interior, en el País Vasco hay 943; en Madrid 522 y en la Comunidad Valenciana 489. La ciudad autónoma de Ceuta tiene acogidos a 346 niños de estas características: en Murcia viven 206: en Canarias 157, y en Castilla La Mancha 127.

A continuación se sitúan Galicia con 91; en Cantabria (72), Asturias (71) y Castilla y León, la más extensa geográficamente de España, con sólo 62. Y las comunidades que menos acogen son Aragón dónde únicamente hay 57 menores inmigrantes no acompañados, Baleares con 30, Navarra con 28, Extremadura con 7 y La Rioja donde a Interior solo le consta uno.

De todos modos, contabilizar a estos menores no es nada fácil, dado que una cosa son los que cada comunidad autónoma tiene bajo su tutela, que son las cifras oficiales, y otra muy distinta los menores de estas características que han sido atendidos, que son muchos mas.

La diferencia se debe a que muchos de ellos son atendidos pero no pasan a ser tutelados porque se demuestra que no son menores, porque la administración localiza a algún familiar o tutor legal que se hace cargo de él o porque el propio familiar o tutor legal reclama al menor. O simplemente porque el proceso legal para ser tutelado es largo y no aparece como tal hasta que éste finaliza.

Falta de medios

No obstante, la desigualdad regional que arrojan las cifras es evidente y la queja de las comunidades que más acogen sin medios suficientes para hacerlo ha llevado al Gobierno a destinar 40 millones de euros a las que, voluntariamente, decidan acoger de forma solidaria a menores extranjeros no acompañados procedentes de otras comunidades y a las que han registrado un aumento este año.

Para ello, el Ejecutivo se ha comprometido, tras una reunión con los representantes autonómicos este miércoles, a aprobar un real decreto en un plazo de seis semanas para la mejora y la atención de los menores extranjeros no acompañados.

Las comunidades tendrán ahora quince días para presentarse voluntarias y, una vez cerrada la acogida solidaria entre las regiones y fijado el número de menores por cada una, se procederá al reparto de los fondos. En el caso de Andalucía, se espera obtener un total de 27 millones de euros. Además, la administración regional confía en aliviar la presión que sufren sus centros de atención con el reparto de algo más de un millar de menores entre las comunidades que acepten de forma voluntaria acogerse a esta medida de solidaridad.

Diferentes valoraciones

El acuerdo adoptado en la conferencia sectorial fue valorado de forma diferente por los gobiernos autonómicos. Mientras que algunos se muestran dispuestas a acoger a nuevos menores, otras como Madrid o Canarias, pidieron un protocolo serio de atención a estos niños y que se impulsen nuevas formas atención como las familias de acogida. Y, si bien desde la ciudad autónoma de Ceuta, presidida por el PP, se apuntó como “mejor solución” la devolución de los menores a su país de origen, finalmente esta propuesta no fue llevada a la reunión pese a ser una opción que también defendía Melilla.

Andalucía también apostó por facilitar la vuelta y el reagrupamiento familiar de los menores que quisieran volver a su país pero con la misma formula que desde hace tiempo reclama la ONG Save the Children, “la reagrupación familiar pero con todas las garantías y teniendo en cuenta la opinión del niño de manera individualizada”.

Las principales ONG que trabajan con inmigrantes están satisfechas con el acuerdo y urgen a que se active cuanto antes para que la distribución de menores se haga lo antes posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios