Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Andalucía

El encanto de los pueblos

  • Andalucía posee bellos paisajes y pueblos en los que perderse, por eso este día tan especial para los andaluces es idóneo para hacer una escapada y conocer nuevos lugares

El 28 de febrero es una fecha señalada en la agenda de todos los andaluces. Muchos aprovechan para escaparse y salir de la rutina, conociendo sitios nuevos y no hay mejor destino que Andalucía, que es una tierra que lo tiene absolutamente todo. Preciosas playas, impactantes rincones montañosos e infinitos lugares que descubrir. Por ello, es un buen momento para poner en el mapa algunos de los pueblos que más encanto tienen en la región.

Almonaster la Real

En la provincia de Huelva está Almonaster la Real, uno de los pueblos con más encanto para visitar en la Sierra de Aracena. La localidad no supera los 2.000 habitantes y se encuentra rodeada de dehesas, con bosques de encinas, alcornoques y castaños, que dotan al pueblo de una gran belleza.

Una de las razones por las que visitar este pueblo onubense es por su casco urbano, perfectamente conservado y declarado Bien de Interés Cultural, junto con la iglesia parroquial de San Martín, de estilo gótico-mudéjar. Aunque, Almonaster la Real destaca por la coronación del cerro en el que se encuentra su castillo, que domina la localidad, una fortificación que incluye una plaza de toros y una maravillosa Mezquita del siglo IX, también declarada BIC y una de las pocas mezquitas rurales que aún se conservan en nuestro país.

Vejer de la Frontera

En Vejer de la Frontera, en Cádiz, declarada como Conjunto Histórico y galardonada con el Premio Nacional de Embellecimiento, el paso de la cultura árabe se refleja en el conjunto urbanístico de los barrios de este asentamiento en una colina a orillas del río Barbate.

Vejer de la Frontera es un bello pueblo típico andaluz que reúne una maravillosa oferta turística que combina la relajación y disfrute de la playa y el mar junto con el encanto del Cádiz interior. Entre otros lugares de interés, se puede visitar el Castillo de Abderramán I (siglo X), el Palacio del Marqués de Tamarón (Siglo XVII) o el Acueducto Romano de Santa Lucía o visitar su casco histórico, rodeado de murallas defensivas del siglo XV que protegen las callejuelas estrechas con construcciones de estilo musulmán.

Zuheros

Recorriendo la provincia de Córdoba, se encuentra Zuheros, una pequeña villa situada en la Sierra de la Subbética, entre los pueblos de Doña Mencía y Luque. Este pequeño pueblo, que no cuenta con más de mil habitantes, tiene como principal actividad la agricultura, en especial el cultivo y recogida del olivo, y la ganadería, con la explotación de los pastos y la comercialización de quesos.

Cada vez más vive del turismo, debido en cierta manera a la Cueva de los Murciélagos, declarada Monumento Natural de Andalucía, así como la declaración del municipio como Bien de Interés Cultural en la modalidad de conjunto histórico-artístico. Uno de los grandes monumentos que se pueden visitar en Zuheros es su castillo. Situado en lo alto de un risco, su estructura inicial fue de origen árabe, en torno al siglo IX, en plena expansión musulmana.

Vélez-Blanco

Vélez-Blanco es uno de los pueblos más reconocidos de Andalucía. Está situado en el norte de la provincia almeriense, en lo alto de un cerro, donde surge su majestuoso castillo. Gracias a su difícil orografía, Vélez-Blanco no ha conseguido una gran expansión, manteniendo su encanto intacto con el paso del tiempo. Posee un gran valor patrimonial. Y no sólo por sus monumentos de interés, sino también por sus casas palaciegas.

El Castillo de los Fajardo es uno de los símbolos más emblemáticos de Almería. Es un monumento que data del siglo XVI, que tiene unas increíbles vistas y su arquitectura es de estilo renacentista.

Dentro del Barrio Medieval, también los viajeros pueden visitar las iglesias de Santiago y la Magdalena, Patrimonio de la Humanidad, y uno de los mejores ejemplos del Arte Rupestre en la Península Ibérica.

Pampaneira

Localizada en La Alpujarra granadina, más concretamente en el Barranco de Poqueiram con vistas al Mulhacén y alVeleta, en una de las comarcas más visitadas de la provincia, se sitúa Pampaneira, nombrado como uno de los pueblos más bonitos. Junto a Bubión y Capileira, forman un conjunto histórico-artístico de aspecto berebere que se refleja en la arquitectura y en la naturaleza de sus calles.

Pampaneira cuenta con apenas 350 habitantes y es conocida por su belleza arquitectónica en la que se conservan las casas blancas de tejados planos con chimeneas de sombrerillo, junto con los típicos tinaos, además de las varias fuentes que hay en el pueblo. Un ejemplo de ellas es la de Chumpaneira, sobre la que las leyendas cuentan que el soltero que prueba su agua acaba encontrando pareja.

Baños de la Encina

Baños de la Encina está situado en las faldas de Sierra Morena y rodeado de olivares, a lo lejos impone gracias a su castillo y otros monumento.

Y es que Baños de la Encina, gracias a su rica historia, se enmarca en diversas rutas turísticas y culturales, como la Ruta de los Castillos o del Renacimiento. El pueblo está tan bien conservado que ha sido declarado Conjunto Histórico-Artístico. Entre sus diversos monumentos destaca el Castillo de Burgalimar, uno de las fortificaciones más antiguas de Europa, construida en el siglo X. También se puede visitar la iglesia de San Mateo Apóstol, de estilo gótico, la ermita de la Virgen de la Encina, o acercarte al Poblado de Peñalosa, de la Edad de Bronce.

Guadalcanal

En la frontera entre Sevilla y Extremadura, en la Sierra Norte de Sevilla, se encuentra Guadalcanal. Justamente en el Valle del Río Sotillo. El pueblo tiene poco más de dos mil habitantes,pero aún así los turistas se sorprenderán por la cantidad de monumentos de interés que pueden visitar.

Ejemplo de ello es la magnífica iglesia de Santa María de la Asunción, de estilo gótico-mudéjar, situada en la Plaza España; la iglesia de Santa Ana, de finales del siglo XV declarada Monumentos Histórico-Artístico, además de otros edificios religiosos que por la desamortización o privatización tienen ahora otro uso, como es la iglesia de San Sebastián, convertida en el bello Mercado de Abastos, o la iglesia de San Vicente. Entre los monumentos civiles destaca la Almona, un edificio de principios del siglo XIV que ha servido como almacén de provisiones.

Frigiliana

En la zona más oriental de la comarca malagueña de la Axarquía, en el Parque Natural de las Sierras de Almijara, Tejeda y Alhama, se encuentra la villa de Frigiliana. Este hermoso pueblo andaluz cuenta con un premiado Casco Histórico donde sus calles estrechas, sinuosas y empinadas, junto con los pasadizos y adarves, hacen que el propio pueblo sea una gran atracción turística. Entre los reconocimientos otorgados destaca el I Premio Nacional de Embellecimiento de los Pueblos de España en 1982.

Lo que verdaderamente ensalza a esta pequeña localidad malagueña es su casco antiguo, de origen morisco- mudéjar, en el que los viajeros sienten que han viajado en el tiempo.

Son varias las actividades que se pueden realizar en Frigiliana: desde pasar una mañana en su Museo Arqueológico, así como hacer una visita perfecta para los más golosos en El Ingenio, sede de la fábrica de miel de caña Nuestra señora del Carmen, única en Europa. Esta industria es uno de los lugares de mayor valor histórico y artístico de Frigiliana, siendo parte de la maquinaria actual la misma que se utilizaba en 1909.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios