Lucha contra el narcotráfico

Golpe a la banda del ‘Galopa’ cuando introducía hachís en barcos de pesca

  • Hay 14 detenidos y se ha intervenido 1.241 kilos de hachís, armas, vehículos y embarcaciones

Comentarios 1

El Galopa, un histórico del narcotráfico de hachís en Sanlúcar, ha sido detenido junto a otras 13 personas integrantes de su banda en el transcurso de la denominada Operación Euyún, en la que Guardia Civil, Policía Nacional y Agencia Tributaria ha desarticulado una red que se dedicada a introducir esta droga desde Marruecos en embarcaciones de pesca.Antonio El Galopa habría intentado reconstruir su estructura delictiva tras salir de prisión, donde pasó varios años tras ser detenido después de que pesara sobre él una requisitoria emitida por un juzgado sevillano. La operación se inició en el mes de abril, cuando el Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Cádiz, procedía a la localización e intervención de una embarcación recreativa que se hallaba varada en la escollera del Castillo de San Sebastián, donde se intervinieron tres fardos de hachís con un peso de 120 kilogramos.Por tal motivo, se inició una operación conjunta entre la Guardia Civil, Policía Nacional y Agencia Tributaria poniendo al descubierto una organización criminal, afincada en la desembocadura del río Guadalquivir, con una estructurada jerarquizada, perfectamente estructurada al mando del Galopa.

El líder del grupo trataba de recuperar su potencia delictiva de forma más discreta

Fruto de la intervención del alijo, los agentes detectaron los contactos que la organización establecía en Ceuta, Algeciras o Marruecos para aprovisionarse del hachís. Igualmente, localizaron a cada uno de los miembros de la organización, rol que desempeñaban en la misma, así como domicilios, vehículos que utilizaban y jerarquía entre sus miembros.Con todos estos datos, los investigadores pudieron conocer que la organización estaba preparando un alijo de hachís. Por tal motivo, se procedió a la intervención de 461 kilos de hachís que se transportaban en una embarcación recreativa que iban a ser introducidos en la zona del Río San Pedro.Posteriormente, los investigadores incautaron en alta mar otro alijo a bordo de una embarcación que transportaba 22 fardos de hachís, con un peso de 660 kilos procediendo a la detención de sus tres tripulantes. Por todo ello, se procedió a la entrada y registro de seis domicilios de Sanlúcar de Barrameda y Puerto Real.Cabe destacar que en el domicilio del cabecilla de la organización se encontró una pistola cargada y municionada en la misma entrada de la vivienda, así como una escopeta del calibre 12, también municionada y lista para ser utilizada, que se encontraba en su dormitorio.

Falsas excursiones de pesca

La forma de actuar de este narcotraficante consistía en utilizar pequeños puertos deportivos de Cádiz como punto de botadura y partida de la embarcación recreativa de pesca que traería la droga.Bajo la apariencia de una excursión de pesca, se trasladaban mar adentro hasta un punto previamente convenido donde una semirrígida de gran potencia les abastecía de la droga que debían transportar, volviendo al puerto de partida con las cañas echadas y todos los enseres de la supuesta pesca desarrollada.Asimismo, la organización utilizaba otras embarcaciones recreativas, donde otros integrantes de la organización informaban de la posible presencia policial, todo ello para dar seguridad al alijo planeado. Una vez que la droga se encontrara en el puerto deportivo la transportaban de forma discreta hasta la guardería que tenían preparada.La operación ha sido llevada a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Cádiz, Grupo de estupefacientes de la Policía Nacional con base en el Puerto de Santa María y Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria en Cádiz.Todos los detenidos, junto a los efectos y droga intervenidos, han sido puestos a disposición del titular del Juzgado Mixto numero 1 de Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios