La linea

Interior trae un refuerzo temporal de 50 antidisturbios a La Línea

  • Zoido rehúsa detallar los planes contra los narcos para "no dar ventaja" y ensalza el fuerte alza de las aprehensiones

  • Malestar en las fuerzas de seguridad por las carencias de agentes

El ministro Zoido, durante su visita a La Línea. El ministro Zoido, durante su visita a La Línea.

El ministro Zoido, durante su visita a La Línea. / Erasmo Fenoy

Comentarios 3

La Comisaría de la Policía Nacional de La Línea incorporó ayer un refuerzo temporal de 50 agentes antidisturbios de la Unidad de Intervención Policial (UIP). Se trata, hasta el momento, de la única medida extraordinaria puesta en marcha por el Ministerio del Interior para tratar de frenar la escalada de inseguridad en la comarca vinculada a la actividad de las redes del narcotráfico, según ha podido saber Europa Sur.

La llegada de estos agentes coincidió con la séptima visita a la zona del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, quien supervisó tres controles policiales en La Línea y San Roque. Zoido felicitó y resaltó el trabajo de la Policía Nacional y la Guardia Civil contra las redes del tráfico de drogas y resaltó que ambos cuerpos han realizado una docena de actuaciones conjuntas desde el pasado septiembre.

300%Subida. Incremento de las incautaciones de cocaína en la comarca, con 11.785 kilos en 2017.

Zoido evitó en todo momento entrar en detalles sobre las medidas previstas para reforzar la seguridad y apeló a la discreción para no dar ventaja a las mafias. También lo hizo en días previos el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz. "No voy a entrar a detallarlos para no dar ventaja a quienes hacen de transgredir la acción de las autoridades su modo de vida. Esta no es una zona que vaya a estar dominada por los narcotraficantes. El Estado de derecho se impone y se va a combatir, sin duda alguna", sostuvo Zoido.

En su lugar, el ministro prefirió basarse en las estadísticas provisionales de 2017 para ensalzar que los refuerzos como los aplicados el verano pasado han hecho del Campo de Gibraltar la primera barrera frente a las mafias. Zoido resaltó que las incautaciones de cocaína en la comarca pasaron de los 3.598 kilos de 2016 a los 11.785 kilos el año pasado, lo que supone un incermento del 300%. El hachís intervenido creció un 45%, de 100.423 kilos a 145.372. En estas operaciones fueron detenidas más de 850 personas.

"El dispositivo y las medidas se podrán comprobar en La Línea con los resultados y con una presencia policial en la calle. Insisto en que lo mejor es el resultado. Es necesario que haya un trabajo minucioso y concienzudo por parte de la Policía Nacional y la Guardia Civil para luego dar la intervención concreta en cada una de las operaciones. La obligación es dejar que ellos trabajen. El tiempo dirá qué es lo que se está haciendo. Lo mejor es la discreción", zanjó el ministro.

La respuesta de Interior al acuciante problema de seguridad ciudadana en la comarca y la falta de información concreta generó malestar entre los integrantes de las fuerzas de seguridad.

Fuentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil consultadas por este periódico coinciden en sentirse desbordados. Y citaron como ejemplo que mientras Zoido se despedía tras pasar revista en La Línea, en la barriada algecireña de El Saladillo una persona encañonaba a dos policías nacionales para evitar ser detenido, logrando escapar. Estas fuentes calcularon que en la comisaría de Algeciras faltan al menos 80 policías y otros 40 en La Línea como integrantes de plantilla y que los catálogos (una Relación de Puestos de Trabajo) están obsoletos, no adaptados a las necesidades actuales.

El ministro hizo alusión al altercado en el hospital de La Línea, donde hace dos semanas una veintena de encapuchados entró a la zona de Urgencias para liberar a un narcotraficante que había sido detenido. Zoido dijo que se trató de "un hecho puntual", aunque reconoció que ante este tipo de situaciones el Gobierno no elude su responsabilidad. "Vamos a completar los dispositivos para que la Policía Nacional y la Guardia Civil puedan cumplir con la obligación que tienen encomendada", remachó, nuevamente sin datos.

El ministro del Interior confirmó que el Gobierno trabaja en una normativa para perseguir penalmente las narcolanchas, tal y como reveló Europa Sur. "No son embarcaciones de recreo por las características y motorización que tienen. Deben entenderse como objetos de contrabando, por lo que desde un cambio de la normativa vamos a luchar contra ese tema", dijo. La modificación legislativa prevé calificar la utilización y la tenencia de narcolanchas como medios de contrabando.

LLAMAMIENTO A LA JUNTA

Juan Ignacio Zoido invitó a la Junta de Andalucía a sumarse a la mesa técnica que se celebra cada semana para analizar la situación de la seguridad ciudadana en La Línea y también al grupo de trabajo propuesto por el alcalde de La Línea, Juan Franco. "Son reuniones en las que cada uno, en el ámbito de sus competencias y con independencia del color político, actúa para resolver de una forma transversal y conjunta todos los problemas. Merece la pena el esfuerzo", conminó. Zoido sostuvo que el fenómeno de La Línea es una situación a la que hay que darle solución "desde el punto de vista de la seguridad y resolviendo también otra serie de problemas".

El Ministerio del Interior citó en el comunicado posterior a la visita de Zoido que la posición geográfica de la comarca, "las altas tasas de paro que alcanzan al 28% de la población como segunda provincia en el ránking nacional de desempleo, el importante desempleo juvenil que llega al 46,3% entre los jóvenes de 16 y 35 años, así como el abandono escolar han contribuido a crear un caldo de cultivo en el desarrollo de grupos organizados y mafias que trafican con droga, principalmente hachís y cocaína".

Frente a esta situación, Zoido sugirió que las actuaciones sean transversales, lo que supone implicar a la comunidad autónoma por su rango de competencias. "Hay que resolver unos problemas que subyacen, como seguir muy de cerca la escolarización de la juventud, atender todas las necesidades sociales que hay en la zona o el cumplimiento de la disciplina urbanística. Una serie de medidas de carácter social y económico en una de las zonas donde más desempleo hay para ser capaces de desarrollar actividades que creen puestos de trabajo y eviten tener que recurrir a las mafias", concluyó.

protesta policial.Un grupo de agentes fuera de servicio de la Guardia Civil y la Policía Nacional protestó a la llegada del ministro Zoido a uno de los controles para exigir la equiparación salarial con las policías autonómicas. Zoido se dirigió hacia ellos y aseguró que se está trabajando en la materia, además de aprovechar para agradecer su trabajo contra las redes delictivas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios