Andalucía

La Junta cifra en 2.298 millones la deuda del Estado por incumplir el Estatuto

  • La Disposición Adicional Tercera establece que la inversión de la Administración central será equivalente al peso de la población andaluza Sólo se satisfizo en 2010 y 2011

Comentarios 30

El Estado acumula una deuda de 2.298 millones de euros por el incumplimiento de la Disposición Adicional Tercera (DAT) del Estatuto de Autonomía, según los cálculos de la Secretaría General de Economía a partir de los datos de ejecución presupuestaria del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. La DAT vincula la inversión de la Administración Central con el peso de la población andaluza en la española, que oscila entre el 17,8% y el 17,9%, para un periodo de siete años.

Transcurrido el primer septenio desde la entrada en vigor del Estatuto, que ha coincidido prácticamente con el estallido de la crisis económica, el balance es negativo desde la óptica del Ejecutivo regional. Aunque en 2008 y 2009 los Presupuestos Generales del Estado cumplían nominalmente con la DAT, en términos de ejecución la Intervención General del Estado certificó una deuda de 1.504 millones de euros.

La DAT sólo se cumplió esta disposición en dos ejercicios: 2010 y 2011, en los que la inversión regionalizable del Estado destinada a Andalucía tuvo un peso medio del 17,7%, por lo que la deuda sólo aumentó en 51 millones de euros.

La situación empeoró después, coincidiendo con la llegada del Gobierno del Partido Popular y los duros ajustes impuestos para cumplir con los compromisos de déficit. Según la Junta, la inversión regionalizable para Andalucía en las cuentas de 2012, 2013 y 2014 tiene un peso medio del 15,7%, 2,1 puntos porcentuales inferior al su cuota poblacional, por lo que el incumplimiento del Estatuto engrosó otros 742 millones de euros hasta sumar un total de 2.298 millones.

El Gobierno regional calcula que esta inversión habría ejercido un doble efecto de arrastre en la economía andaluza si se hubiera ejecutado. Desde el punto de vista coyuntural, habría generado un crecimiento del Producto Interior Bruto del 1,8%, que se habría plasmado en la creación de más de 55.000 puestos de trabajo gracias a un incremento de la producción de 5.768 millones de euros. Y por otro lado, habría tenido un efecto estructural al capitalizar la economía andaluza y elevar su potencial de crecimiento a largo plazo.

El cumplimiento de la DAT es uno de los principales puntos de fricción entre el Gobierno andaluz y el Estado, aunque la situación económica ha limitado el margen de negociación. En un alarde de sinceridad, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, admitió en el Congreso que no hay fondos para saldar la deuda. "Lo que me falta es dinero para dar mayor dotación a esas disposiciones de los estatutos", reconoció Montoro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios