Andalucía

La Junta insiste en el papel de la población para bajar la curva del Covid

Elías Bendodo, tras el consejo de Gobierno de este martes, en San Telmo. Elías Bendodo, tras el consejo de Gobierno de este martes, en San Telmo.

Elías Bendodo, tras el consejo de Gobierno de este martes, en San Telmo. / M. J. López / EP

La curva del Covid-19 en Andalucía avanza en su segundo descenso de este 2020, pero en el Gobierno autonómico ya alertan contra la tercera escalada. El presidente Juanma Moreno ya dijo el fin de semana, al tiempo que abría la mano en Granada, que la nueva ola está esperando a la vuelta de la esquina si los ciudadanos se relajan en las precauciones. El portavoz del Ejecutivo regional, Elías Bendodo, retomó ayer esta idea y alertó sobre los riesgos de desmadrarse durante la Navidad, pero también otorgó a la población un papel influyente en las medidas que la Junta tomará en estas fiestas

Bendodo defendió ayer que los próximos diez días son “decisivos”. El también consejero de Presidencia recordó que es necesario “extremar” las precauciones para que la curva siga bajando y el ritmo de contagios siga disminuyendo. Según el dirigente popular serán los ciudadanos con sus acciones en estos días los que decidan que las normas sean más o menos flexibles a partir del 10 de diciembre, que es cuando finaliza la vigencia de las restricciones actuales. 

Parece evidente que lo que se está haciendo hasta ahora es útil para reducir la incidencia del virus. El número de nuevos casos cayó ayer por debajo del millar por segunda jornada consecutiva y después de semanas con cifras muy abultadas. Además, la incidencia acumulada es la mitad de la que se registró en el pico de esta segunda ola. Ese hito se alcanzó el 9 de noviembre y entonces había 620 contagios por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

Según Bendodo, el dato está este martes en 293,5 casos. En la última jornada la reducción fue del 6,3%, por lo que si se mantiene este ritmo la región llegaría al 9 de diciembre con una incidencia acumulada de 177 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, que es la que había el 6 de octubre. La fecha es oportuna, pues es la semana previa al puente del Pilar, cuando se produjo el punto de inflexión que hizo estallar la segunda ola, tanto en número de contagios como en la presión hospitalaria.

El portavoz del Gobierno andaluz también hizo hincapié en la evolución positiva en los hospitales. Según la última actualización de la Consejería de Salud y Familias, el número de ingresos a fecha de ayer era 2.124. Son 1.354 menosque los que llegó a haber en el pico de la pandemia, el pasado 9 de noviembre, aunque en los últimos dos días se ha producido un repunte considerable. En las UCI se ha reducido la presión por debajo del pico de la primera ola, con 438 ingresados frente a los 419 de ayer. Siguen sin bajar, por contra, la cifra de fallecidos. Tras un noviembre negro, diciembre se estrenó ayer con 80 decesos y todavía faltan semanas hasta que estos números comiencena descender, ya que las carácteristicas del virus provocan muertes tardías en la mayoría de los casos.

“Tenemos que tomárnoslo con seriedad; nos jugamos la nueva ola de enero”, insistió el portavoz del Gobierno respecto a las fechas navideñas para evitar ese nuevo aumento de los casos que vuelva a poner contra las cuerdas al sistema público sanitario de Andalucía. No obstante, el vicepresidente Juan Marín viene avanzando desdehace días que habrá una flexibilización de las restricciones, pero todavía no se puede concretar cómo será. El Ejecutivo regional todavía quiere dejar pasar varios días para decidir hasta qué punto relaja las restricciones vigentes para atajar la pandemia y será el 9 de diciembre cuando reunirá a su comité de expertos para actualizar la situación.

La decisión corresponde al Gobierno autonómico, pero tanto el consejero de Salud, Jesús Aguirre, como el resto de portavoces de San Telmo han reclamado al Ejecutivo central una coordinación que impida que haya “17 navidades”. Sí parece claro que habrá una apertura de la movilidad entre provincias y entre comunidades, pero el resto de restricciones están todavía por decidir, como la cantidad de personas que podrán reunirse en las fechas señaladas o el mantenimiento del toque de queda en los términos actuales.

Las regiones se reúnen hoy con el ministro Salvador Illa, que buscará el consenso para sus recomendaciones para estas Navidades. La propuesta inicial de Sanidad que dio a conocer hace una semana pasa por limitar las reuniones a un máximo de seis personas y retrasar hasta la 01:00 la limitación a la movilidad nocturna en Nochevieja y Navidad, no celebrar Cabalgatas de Reyes, así como ampliar las visitas a las residencias y realizar al interno pruebas diagnósticas a su regreso extremando la prevención y vigilancia. La mayoría de las autonomías que hasta la fecha han ido deslizando sus planes navideños prefiere flexibilizar las restricciones vigentes y sólo Castilla y León ha pedido margen alGobierno para ser “más restrictiva”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios