Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Andalucía

Motores engrasados desde los ayuntamientos

  • Las precoces candidaturas del PP en las capitales andaluzas marcan el ritmo al partido en la comunidad

Las imágenes de la convención del PP en Sevilla Las imágenes de la convención del PP en Sevilla

Las imágenes de la convención del PP en Sevilla / Juan Carlos Vázquez

"Yo no tengo nada que ver". Con una sonrisa socarrona, Javier Arenas presentó a su candidato a la Alcaldía de Sevilla, Beltrán Pérez, que ayer recogió uno de los premios a las buenas iniciativas municipales del PP en su Convención Nacional de Sevilla. Pérez, cercano al vicesecretario nacional del PP, recibió el galardón por la presentación de un presupuesto alternativo para la capital hispalense que quedó en nada, pero propició la abstención de los populares para que salieran las cuentas del socialista Juan Espadas.

Beltrán Pérez es un ejemplo del que Susana Díaz y Pedro Sánchez deben aprender. Eso dijo el viernes Juanma Moreno, cuando urgió a los dirigentes del PSOE a a apoyar el proyecto de Presupuestos Generales del Estado que el PP necesita aprobar para que la legislatura no termine antes de tiempo. Pérez es también uno de los ocho candidatos a las capitales de provincia de Andalucía, que fueron investidos el mes pasado en Málaga. El presidente del PP andaluz tenía prisa por saber quienes se batirán el cobre en las grandes urbes en mayo de 2019. Falta más de un año y hay quien piensa que la carrera ha comenzado demasiado pronto, pero Moreno aspira a tener engrasada la maquinaria. Y no sólo para las municipales.

Las elecciones andaluzas serán antes que las locales con toda seguridad. Si Susana Díaz agota la legislatura, serán el próximo marzo, pero el líder regional del PP lleva meses asegurando que la presidenta de la Junta no necesita excusas para adelantar los comicios. La semana pasada fue Dolores López, secretaria general del PP andaluz, quien se acordó de la ruptura de Díaz con sus socios de IU hace poco más de un lustro. Había presupuestos y llamadas a la estabilidad, pero el bipartito acabó roto y con el PSOE de vuelta en San Telmo, aunque esta vez en solitario.

En el escenario actual hay dos nuevos partidos -Podemos y Ciudadanos- y el fantasma del juicio de los ERE, que parece amortizado para la opinión pública, pero todavía puede dar un último susto al socialismo andaluz. Una sentencia desfavorable para los ex presidentes Chaves y Griñán en plena campaña no es lo que más gustaría en los despachos de San Vicente.

Por todas esas razones, Moreno quiere al PP andaluz movilizado. Sólo así, cree él, podrá lograr la gesta que Arenas rozó en 2012. Y el presidente del PP andaluz sabe que las circunstancias han cambiado. Las mayorías absolutas han desaparecido de los sondeos y los populares ya no necesitan arrasar en las urnas para hacerse con la Junta. Sólo necesitan que sus escaños y los de Ciudadanos sumen 55 en el Parlamento. O eso cree Moreno.

El auge del partido naranja "no es una coyuntura desfavorable", aseguró ayer el líder regional del PP, que "saldrá a ganar" los comicios. Pero es optimista respecto a las posibilidades de una alianza de centro derecha. Los populares andaluces creen que el desgaste que sufre el partido a nivel nacional es menos acusado aquí. Y son conscientes de que las encuestas para Ciudadanos son mejores cuando se pregunta en todo el país que sólo al sur de Despeñaperros. ¿Qué dice Juan Marín? Que espera "poco o nada" de la convención del PP, desde donde ayer Moreno le lanzó el órdago de un bipartito azul y naranja "real y tangible"

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios